1 jun 2021

Fin de una etapa

Cerrar una etapa es complicado. Más aún si ha sido larga. Aún más si le has dedicado años y muchísimas horas. Se trata de una decisión difícil de tomar. Significa salir de una zona que es sinónimo de comodidad y apego. (Fuente: Elaboración propia).

En el otoño de 2019 decidí que se acercaba el final de mi blog. Lo planifique para cuando ya hubiese cumplido la década. Sin embargo, llegó 2020 y todo se precipitó. Los primeros meses fueron bien, pero todo se estancó tras el verano.

A partir de septiembre de 2020 mis pocas publicaciones del blog han sido recopilaciones de mis reflexiones en Instagram. Apenas tengo tiempo para poder dedicarlo al blog, además de sentir cierta pérdida de interés, agotamiento y estrés. Esa escasez de tiempo prefiero dedicarla a publicar breves reflexiones en la citada red social.

En mis inicios con el blog allá por 2012 apenas había emprendimiento digital. Había poca presión sobre que se debía actuar en redes sociales y cómo se debería trabajar con un blog. Echo de menos esa espontaneidad y ese desinterés por las estrategias. Se aprendía a base de cometer errores.

Después de casi una década el blog se toma un descanso a partir de ahora. Abandono la escritura y artículos en este espacio. Quizá en un futuro lo recupere. Quizá el descanso se convierta en algo definitivo. Siempre le estaré muy agradecida a un proyecto en el que siempre pensé a largo plazo y del que he aprendido mucho. La ilusión y las promesas se han convertido en agotamiento y decepciones.

Hace casi una década me adentré en el emprendimiento digital. Entonces no se consideraba como tal. Sólo era visto como una afición. (Fuente: Elaboración propia).

En 2012 apenas se hablaba de emprender y menos aún de hacerlo en redes sociales. A pesar de eso, ya había jóvenes que compartían sus intereses en bitácoras digitales y algunos de ellos convirtieron estas en negocios propios. Apenas sobreviven algunos de ellos en 2021. La mayoría desaparecieron.

Desde 2012 cada vez hay más emprendedores digitales. La competencia cada vez es mayor y la exigencia también crece de manera exponencial. Se ha creado una burbuja que en algún momento explotará.

El emprendimiento digital está lleno de apariencias y mitos como la necesidad de compartir tu vida privada y la de dar explicaciones ante cualquier cambio. Esto no te hace mejor emprendedor. La profesionalidad se demuestra en el día a día y compartiendo tiempo de trabajo. También se observa en tu forma de gestionar los errores, los despistes y las dificultades. Esos momentos quizá te definan más que la perfección y el éxito que muestras en Internet. Ganarás en humildad, cercanía y empatía.

En estos momentos de tanta digitalización y teletrabajo, yo reivindico una vuelta al trabajo presencial en una oficina y rodeada de compañeros. La pérdida de concentración y productividad se compensa con la posibilidad de relacionarte con otras personas. A largo plazo esto tiene muchos beneficios en nuestro bienestar emocional.

Estos se pueden incrementar si tienes un buen ambiente de trabajo. Un entorno en el que puedas ser tú mismo a nivel laboral. Un espacio donde se pueda conversar, compartir dudas e inseguridades desde la comprensión, el respeto y la honestidad. En definitiva, un ambiente sano donde crecer como profesional y también como persona.


NOTA IMPORTANTE:

Mantendré abierto este blog para su visita, consulta y lectura. Encontrarás más reflexiones sobre emprendimiento, crecimiento personal y Literatura, entre otros asuntos en el siguiente enlace:  https://www.instagram.com/elevelarde/.

 

31 dic 2020

Adiós 2020, Hola 2021


Este blog tiene más de 8 años. Éste es el primero en el que no me siento con ánimos para publicar otra Bienvenida como las que he escrito desde 2013. He pensado hacerlo antes de que acabe el año y preparar una entrada más gráfica que textual.

He seleccionado aquellas imágenes y textos breves que he publicado en Instagram que mejor me describen. También he seleccionado un par de textos que quizá algunos necesitemos en este cambio de década.

En Instagram suelo publicar textos breves, aunque a veces he publicado algunos bastante largos. Algunas de esas reflexiones las he publicado en el blog en los últimos meses. Las encontraréis en las últimas entradas dedicadas al emprendimiento digital, el crecimiento personal y la escritura.

¡¡¡Feliz entrada al 2021 y feliz comienzo de década!!!

¿Hubo libros de no ficción que en tu infancia te marcasen y definieran tus intereses futuros? Estos son algunos de los míos.

Los descubrí en una librería de barrio a finales de los 90. Me acercaron a la Historia más cotidiana. Sí, a esa tan olvidada en los ambientes académicos, al menos en la enseñanza.

? Texto e imagen publicados en Instagram el 17 septiembre 2020

¿Hubo libros de ficción que en tu infancia y/o adolescencia te marcasen y definieran a la persona en la que años más tarde te has convertido? Estos son los míos.

Los tres fueron regalos: una profesora de Literatura del instituto, un familiar y las amistades del colegio. Aún significan mucho para mí, a pesar de que los leyese hace 20 años o más. Despertaron en mí el interés por la Historia más cotidiana y con la mujer como protagonista de la misma, la experiencia de estudiar y vivir en extranjero, y la escritura de una novela.

? Texto e imagen publicados en Instagram el 25 septiembre 2020

Mi idilio con Italia empezó hace años en una excavación en tierras sicilianas. Una experiencia de la que disfruté y aprendí muchísimo. Mi primer encuentro con italianos con los que compartí una convivencia y horas de trabajo cuando apenas hablaba su idioma.

📸2006

? Texto e imagen publicados en Instagram el 21 octubre 2020

Mira hacia adelante.
Escúchate y cuídate.
Disfruta de lo positivo de este presente tan extraño.
Aprende a adaptarte a las circunstancias.
No hagas aún planes a medio y/o largo plazo.
📸2007 (Agrigento)

? Texto e imagen publicados en Instagram el 1 noviembre 2020

Hay lugares que siempre asocias con tu infancia. Este es uno de los míos. Esta fue la librería donde descubrí los libros que me aficionaron a la lectura y los que me acercaron a la Historia.

¡Feliz Día de las Librerías!

? Texto e imagen publicados en Instagram el 13 noviembre 2020

Hay veces que necesitamos escribir para desahogarnos:
Hazlo y escribe para ti.
Experimenta y exprésate.
No hay que mostrarlo.
No te juzgues.
No te censures.
No busques significados ocultos en tu subconsciente.

? Texto e imagen publicados en Instagram el 27 noviembre 2020

¿Quién soy?
🏺Arqueóloga e Historiadora Medievalista
📝Aprendiz de escritora
📚Bloguera literaria
¿Qué hago?
Excavar
Escribir
📖Investigar
¿Qué me interesa?
💬Crecimiento personal
💻Emprendimiento digital
¿Dónde me encuentras?
📍Sevilla, Asturias y Cantabria

? Texto e imagen publicados en Instagram el 29 diciembre 2020

7   Enlace a mi Instagram: https://www.instagram.com/elevelarde/

21 dic 2020

Emprendimiento digital y salud mental

Aún no he leído la novela. Sin embargo, estuve en la presentación que se hizo en Sevilla. También he leído la "Nota de la autora" y los "Agradecimientos". (Fuente: Elaboración propia).

La salud mental debería dejar de ser un tema tabú. Hay que visibilizarla y hablar sobre ella con normalidad. Habría que hacerlo de una manera sana. No la juzguemos.

Poco a poco se están publicando novelas que tratan las enfermedades mentales. En algunos casos son historias ficticias basadas en las experiencias de sus autores. Estos suelen ser bastante jóvenes y apenas llegan a los 30. Sin embargo, no deberíamos infravalorarlos sólo por su juventud.

También en redes sociales y medios de comunicación se están visibilizando los trastornos mentales. La mayoría son testimonios de menores de 35 años. Según estas publicaciones, parece que casi todos los veinte y treintañeros lo han sufrido o sufren en un mayor o menor grado. Esta sensación es engañosa y puede ser peligrosa.

Los escritores hablan mucho de trastornos mentales. Ellos exploran las emociones y los sentimientos a través de las palabras. Aunque no seas consciente, te desnudas y expones a través de un texto, una partitura o un dibujo.

Cada vez hay más emprendedores que intentan visibilizarlos. Hablan de ello en sus redes sociales, en sus propias biografías y crean negocios centrados en el crecimiento personal. Sin embargo, están creando una imagen idealizada de lo que es sufrir ansiedad por citar la más conocida, junto a la depresión.

¿Hay que sufrir un trastorno o una enfermedad mental para escribir una novela o para emprender? ¿Hay que mencionarlo en redes sociales y en nuestras páginas web? ¿Cuidaremos nuestra salud mental sólo si lo contamos en Internet?

Mi respuesta es NO. Al contrario esto podría llegar a ser dañino. Hay emprendedores que así están creando espejismos. No hay que romantizar los trastornos mentales.

Habla sobre cómo te sientes con las personas de tu entorno: familia, amigos y/o compañeros de trabajo. Pierde el miedo a expresar tus emociones en voz alta. Esto te ayudará más que publicarlo en tu blog o una red social.

? Texto e imagen publicados en Instagram el 19 diciembre 2020

Se acerca el final de año. También el de la década. 2020 prometía muchísimo y parecía que sería un buen año. Uno para recordar y no para olvidar. (Fuente: Elaboración propia).

Empecé 2020 con una crisis lectora y necesidad de cambio. Me había cansado de encontrarme siempre un perfil de personajes casi idénticos y con unas trayectorias muy parecidas. Es curioso porque es algo común también en el emprendimiento digital.

En 2020 he encontrado e investigado unos cuantos proyectos de crecimiento personal, marketing y variados servicios digitales. La mayoría están en Instagram y cumplen con los estereotipos que marca esta red social. Una edad que no supere los 40, un físico cercano a los cánones de belleza de las últimas décadas y una imagen idealizada de su vida personal con parejas floreros.

Las fotografías de estos emprendedores podrían usarse en los tableros de Pinterest para la creación de personajes y tramas. Su perfección e idealización son casi idénticas a las que muchas escritoras de Romántica usan para inspirarse a la hora de escribir sus novelas. No es necesaria tanta visibilidad ni tanta idealización para tener un proyecto emprendedor.

Cuando he leído las biografías de las páginas web de estos emprendedores, he pensado que son perfectas para la creación de un personaje protagonista de una novela. Muchas de ellas son demasiado largas y están llenas de detalles que suelen restar. Destacan la idealización de una trayectoria profesional de apenas unos meses o años, la apariencia de ser expertos en algo en la veintena o con treintaypocos años y la romantización de fracasos o enfermedades mentales.

Es bueno emprender. Es interesante como experiencia. Sin embargo, deberíamos cuestionarnos lo que encontramos en las redes sociales e intentar hacer las cosas a nuestra manera.

La visibilidad de tu proyecto en redes sociales no implica mostrar tu día a día profesional ni tu agenda de trabajo. Tampoco significa estar siempre apareciendo en redes con publicaciones, stories o directos. Menos aún mostrar tu vida personal, lo que suele implicar a terceros. También es interesante aprender a improvisar. No hay que planificar todo al mínimo detalle.

? Texto e imagen publicados en Instagram el 29 noviembre 2020

7   Enlace a mi Instagram: https://www.instagram.com/elevelarde/

9 dic 2020

Hablemos sobre emprendimiento digital

Diciembre es sinónimo de echar la vista atrás y de revisar el año. Este 2020 ha sido muy intenso e incierto. Estas últimas semanas del año también lo son.

Ha llegado el momento de analizar de manera crítica cuáles han sido las tendencias en emprendimiento digital. También en el sector editorial y las redes sociales. Este 2020 es muy interesante en ese aspecto. Un 2020 que se ha caracterizado por la digitalización y el teletrabajo. Hemos descubierto algunas de sus ventajas, pero también sus inconvenientes.

Los negocios que más éxito han tenido han sido los centrados en productividad, crecimiento personal y diferentes ramas del marketing. Al menos según mis algoritmos en redes sociales. Otro detalle a destacar es que la mayoría son emprendedoras entre veintipocos y treintaytantos años que sólo se dirigen a otras mujeres creando círculos cerrados y a veces algo endogámicos.

Ofrecen mucho contenido gratuito y lo usan para vender de manera sutil sus servicios, su manera de gestionar la agenda y su negocio, e incluso su estilo de vida. Según ellas, el único válido y si a ti no te funciona, el problema es tuyo. Algunas veces intentan matizar sus mensajes, pero la idea sigue siendo la misma. No hay alternativas a los que ellas ofrecen.

He analizado algunas de las campañas de lanzamiento de estas emprendedoras. Ninguna me ha gustado. He tenido la sensación de que intentan vender una idea y ellas hacen lo contrario. No he notado respeto hacia el potencial cliente. Tampoco empatía ni pedagogía con las situaciones tan complejas que todos hemos vivido este 2020 y que seguirán aún varios meses más.

Sí, sé que hay que vender. Sin embargo, no hay que hacerlo con una agresividad sutil ni pensar en que nuestro potencial cliente es un bebé. Evitemos el lenguaje infantil al dirigirnos a adultos. Seamos amables con ellos.

También deberíamos evitar estresarles y crearles falsas expectativas de que conseguirán aquello que le vendes en pocos días o semanas. Deberíamos vender desde la honestidad y la cercanía a ellos. Hay otra manera de entender el emprendimiento, también el digital y el femenino.

? Texto e imagen publicados en Instagram el 7 diciembre 2020

En 2020 han aumentado la oferta y la demanda de servicios digitales. Con ellos se han impuesto ciertas creencias respecto al trabajo en remoto.

En los últimos años han surgido muchas asesorías y mentorías centradas en servicios digitales y redes sociales. En ellas se ha impuesto que las relaciones laborales sólo se realizan a través de una pantalla. También que son negocios cuya oficina debe de estar en tu propia casa.

Son decisiones tomadas para ganar flexibilidad horaria, poder conciliar y no tener que rendir cuentas a un jefe. La premisa es interesante, pero algunos de los que lo hemos probado hemos descubierto que no todo es tan bonito. Pese a que yo también soy joven y soy de la misma generación que muchos de estos emprendedores, no soy tan partidaria de esa filosofía que venden e intentan imponer.

Las relaciones laborales a través de una pantalla no te comprometen con tus colaboradores y tus clientes. A ellos tampoco contigo. Hoy nos interesa esta relación, mañana quizá no. Su volatilidad hacen que suelan quedarse en la superficialidad.

Suelen ser relaciones basadas casi exclusivamente en mensajes de WhatsApp y correos electrónicos. Si damos nuestro número, deberíamos permitir que nos llamen por teléfono. Las reuniones se agendan sólo a través de videollamadas. Son útiles si no puedes desplazarte y crean cierto grado de compromiso entre ambas partes.

Apenas crean compromiso las Newsletter, la solicitud de descarga o la inscripción a un curso gratuito. Son varios los motivos por lo que se hacen. Quizá no sean los que al emprendedor les gustaría. Se debería evitar enviar recordatorios cada x horas. Así sólo se subestima su capacidad de decisión, la que suponemos que no posee. Esto sólo crea estrés y frustración.

Más de un emprendedor digital se está dando cuenta de la importancia de una relación cara a cara con colaboradores y clientes (siempre que sea posible). Aporta beneficios a la hora de trabajar en sus respectivos proyectos y en su salud mental. Así también se evitan malentendidos. La relación laboral suele mejorar y la comunicación es más fluida. También se crea un mayor compromiso y fidelidad.

A continuación, os dejo a algunos emprendedores de servicios digitales según diferentes temáticas:

💬Mentores: @aliceslifestyle@luciajimenezvida@violeta_lujan@martinamaresme,

@noe_gil_loef@elilorente_@soyirenegallardo@anna_atencia y @minimalistamente.

📝Copywriters: @patricia.campos.martinez@beatrizbleu@copymelo@laserratas@mimusacopy@redactorapuntonet y @jpastorre.

🎨Diseñadores gráficos y web: @andreampros.design@patriciapl_design@thevisualcorner@soymarinarodrigo@glopdesign@melonblanc@l.auracreative y @laragonzalez_design.

🗞Periodistas: @versanalidad@eliromero_co@reporteraliteraria@the.culture.agency@comunicazen@serendipiacomunicacion@ainhoarosado.insta y @soy_lauraalcaide.

🤳Influencers: @shantilives@machedavvero@barbiexanax@violettarocks@sofiaellar@mariagdejaime@tomasparamo@sara.lectora y @patmarinln.


? Texto e imagen publicados en Instagram el 8 diciembre 2020

7   Enlace a mi Instagram: https://www.instagram.com/elevelarde/