10 jun. 2012

La Roja vs. L'Azzurra

Acaba de terminar el primer partido de la Eurocopa para España siendo su rival Italia. Debo de reconocer que yo querían que empatasen y eso es lo que al final ha pasado. Soy española y debería desear que ganase España y perdiese Italia aunque no me hubiese gustado nada que hubiesen ganado los italianos. ¿Entonces porque quería yo que acabase el partido empatando ambos equipos? Aquí va la explicación:

La primera vez que pisé suelo italiano fue cuando se estaba disputando la final del Mundial de 2006 entre Francia e Italia y que se decidió en los penaltis. Aún recuerdo ese "¡¡¡GOOOOOOOL!!!" que paralizó durante medio segundo el aeropuerto de Palermo y como horas después salió toda la ciudad a la calle a celebrar que Italia era campeona del mundo. En esos momentos me hubiese encantado ser italiana, ya que por aquel entonces ver a España ganando un Mundial era algo impensable y un sueño que nunca se cumpliría. Pues para sorpresa y gran alegría de todos la Roja ganó en Viena la Eurocopa de 2008 y después en Johannesburgo el Mundial de 2010 (con el hándicap de haber perdido el primer partido del campeonato). Cuando Italia ganó el Mundial en 2006, yo no podía ni sospechar que cuatro años después vería como España ganaba su primer Campeonato del Mundo en tierras italianas, ya que me encontraba de Erasmus en Padua.

2 comentarios:

  1. Tenemos ganas de leer algo tuyoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscaré algún poema o relato con el que empezar a publicar alguna cosilla mía pero he de aclarar que todas las entradas que publique aquí también las considero como algo literario.

      Eliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.