30 jul. 2012

La Franca


A mi abuela, la asturiana.
Te echo muchísimo de menos,
Elenita.
Pincha aquí para ver esta foto.
LA FRANCA:
"Acaba de empezar el mes de Agosto y he vuelto a mi adorada Asturias como todos los veranos desde que tenía dos años, salvo cuando nació mi hermana pequeña hace nueve. Soy sevillana y me siento como tal, pero también estoy muy apegada a esta pequeña zona del litoral cantábrico: parte asturiana, parte cántabra y tierra natal de mis abuelos paternos.
Estoy aquí escribiendo en este pequeño cuaderno lleno de notas, sentada sobre la arena de la playa de La Franca, que debe su nombre a un pueblo del concejo de Ribadedeva en el límite con Cantabria a unos veinte kilómetros tanto de Llanes como de San Vicente de la Barquera. El sustantivo que mejor la definiría, antes que el de playa, sería el de cala por no tener mucho arenal, como si podemos observar en la mayoría de las playas de Cádiz y Huelva, aunque si posee calitas que la rodean y a las que se pueden acceder dando un pequeño paseo cuando hay marea baja.
No es solamente una playa de arena y mar sino que a su alrededor hay pequeños acantilados y a los que habría que sumarles las rocas que aparecen en medio del mar en marea alta.
Está nublado, la bandera amarilla y la marea baja. El agua sigue con la misma temperatura de siempre y nada más meterte te tira. Las olas pueden llegar a medir hasta tres o cuatro metros, me encanta cuando el mar está así de revuelto y cuanto más picado éste, mejor.
En la playa del Oso sigue escondido entre las rocas el pocito donde nos hemos hecho tantas fotografías mis hermanas y yo. Subí por las rocas y anduve sobre los muros de los antiguos viveros de marisco que había allí.
Me senté en una roca y me puse a mirar al mar, que tenía un precioso verde azulado y la vista se me fue hacia la derecha, hacia la tranquila y solitaria playa de Mendía. Me estaba acordando de la primera vez que fui, iba con mi padre y era el verano de 2000; no había nadie en la playa, el mar estaba revuelto y nos bañamos entre las dos rocas que había al final.
Hay parejas de adolescentes besándose junto a las rocas debajo del hotel; gente paseando, jugando a las palas o bañándose.
No hace ni un mes llegué a creer que este año no disfrutaría de los verdes paisajes asturianos ni de esta playa que me tiene enamorada y a la que tras un año sin pisarla ya estoy deseando volver. Pensaba que no iría a las bollas con mi padre y mi tío y a las que gracias a ellas me volví tan aficionada a la natación hace ya seis veranos.
La gente que lleva años veraneando aquí no sería capaz de volver a la rutina sino viene, aunque sea unos días, a esta particular tierra de nadie. Muchos creen que Cantabria no existe más allá de San Vicente de la Barquera y que Asturias se extiende desde Galicia hasta Llanes, son algo más de treinta kilómetros que en apariencia no existen y dicha afirmación le da aún más encanto a esta zona.
He de dejar de escribir. Ya es tarde y comienza a hacer frío. Han empezado a caer gotas que anuncian tormenta."
Elena Velarde
Agosto 2004


¡¡¡NOS VEMOS EN SEPTIEMBRE!!! ¡¡¡FELIZ VERANO!!!

P.D.: La imagen es de elaboración propia y es de finales del mes de Agosto del año 2006.

2 comentarios:

  1. ¡¡Hola, Elenaa!! =D
    Soy Laura.

    Me ha encantado ver una imagen de una playa del Cantábrico porque, a la larga, son todas iguales y cualquiera te trae recuerdos de otra.

    Yo no soy mucho de playa (por no decir que suelo ir una vez al año), pero este verano que me he tenido que quedar en Bilbao haciendo prácticas en empresas echo de menos poder ir un día a bañarme al mar.

    ¡Besos! ^^

    ResponderEliminar
  2. @Laura A mí me gusta mucho ir a la playa y este verano ha sido demasiado atípico en el Cantábrico. Yo he tenido la sensación de estar en el sur de España en vez de en el norte.

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.