21 sept. 2012

"Cita con el pasado" (Nora Roberts)

(Leído en agosto de 2012)
La reseña de hoy va dedicada a Daniel Villanueva del blog Relojes de Arena: http://relojesarena.blogspot.com.es/.
(Fuente: Elaboración propia).
Me compré este libro porque me llamó la atención que la protagonista fuese una arqueóloga y sentía curiosidad por saber cómo Nora Roberts reflejaría el mundo de la Arqueología. Reconozco que pensaba encontrarme en sus páginas la imagen arqueológica de La estrella de Babilonia de Barbara Wood o La Biblia de barro de Julia Navarro, más cercanas a las películas de Indiana Jones que a la realidad, sin embargo, Nora Roberts me ha sorprendido gratamente.
En realidad en las 477 páginas que tiene la novela sólo se da alguna que otra pincelada de una pequeña parte del trabajo de un arqueólogo como es la excavación, cuyas campañas suelen realizarse principalmente en verano. La información que da a nivel técnico y personal es lo que encuentras en el día a día y en los manuales de metodología arqueológica, sobre todo, la información técnica. Nora Roberts hace mucho hincapié en que hay que documentar absolutamente todo porque una excavación es destrucción y lo que no se documenta es información perdida.
Nora Roberts nació en el estado de Maryland el 10 de octubre de 1950. Tiene dos hijos. Comenzó a escribir durante una tormenta en el mes de febrero de 1979. Escribe ocho horas todos los días, incluso durante las vacaciones. Es famosa por ser muy prolífica. (Fuente: Wikipedia).
Nora Roberts cita tópicos como Indiana Jones y los dinosaurios aunque menciona que son los paleontólogos quienes se encargan de estos últimos. También habla de aspectos poco conocidos como son la convivencia del equipo de excavación, la tensión sexual entre algunos de sus miembros, la manía que tienen algunos de quitarse la camiseta mientras excavan (sólo hombres y si una mujer insinúa que quiere trabajar en biquini no la dejarán porque provocará y distraerá a sus compañeros hombres, así que, según ellos, las mujeres estamos ciegas y no nos afecta ver torsos desnudos y curtidos en el gimnasio, lo que es mentira), los cotilleos, el dormir en sacos y la presencia de alcohol, tabaco y porros. No se olvida de los tecnicismos como estratos, estratigrafía, restos óseos, Neolítico, Arqueología forense, hallazgos, etcétera y es de destacar como la protagonista (Callie Dunbrook) investiga su pasado familiar igual que si fuese la investigación arqueológica de un poblado y su necrópolis, un detalle que a mí no me extraña que acabe influyendo a tu propia vida personal.
Quiero puntualizar un pequeño detalle bastante importante y que puede hacer que el lector europeo piense que la autora se ha documentado mal y que no se acerca a la realidad cotidiana de países como España, Francia, Italia, Alemania, Suecia, Dinamarca, etcétera. Nora Roberts es estadounidense y en la novela refleja la realidad arqueológica de su país, que se parece mucho a la europea pero entre las que hay una diferencia muy importante. En América la Arqueología se estudia en las facultades de Antropología siendo una Arqueología muy antropológica, cuyo mejor ejemplo es la Nueva Arqueología o la Arqueología procesual, importante corriente arqueológica que surgió en los años 50 – 60 en las universidades norteamericanas. Mientras que en Europa la Arqueología está muy interrelacionada con los estudios de Historia aunque hay que destacar que la actual metodología arqueológica tiene su origen en los estudios prehistóricos que se iniciaron a principios del siglo XIX en Francia, Gran Bretaña, Alemania, Dinamarca y Suecia, y en las excavaciones que en esa época se llevaban a cabo en Grecia, Egipto y Próximo Oriente.
La protagonista es experta en Antropología Física y de algunos esqueletos que excava da datos como si es hombre o mujer, la edad, las enfermedades o traumatismos que sufrió a lo largo de su vida y la posible causa de la muerte mientras lo desentierra meticulosamente con un pincel, los fotografía, los dibuja, coge sus coordenadas geográficas y los documenta. En Cita con el pasado no se ve la posterior fase de la investigación pero en la serie policíaca Bones, que La Sexta emite las noches de los domingos y FOX la de los viernes, si se ve el trabajo que la doctora Temperance Brennan (Huesos), antropóloga forense y escritora de éxito de thrillers policíacos interpretada por Emily Deschanel (Los Ángeles, 1976), y su equipo (el agente especial de la unidad de Investigaciones del FBI Seeley Booth; la artista forense Angela Montenegro; el entomólogo, botánico y minerólogo Jack Hodgins; la patóloga forense y la jefa del Área Forense Camille Saroyan, el psicólogo del FBI Lancelot Sweets, y la asistente de laboratorio y estudiante de Antropología Forense Daisy Dick) llevan a cabo en el laboratorio del Jeffersonian Institute en Washington D.C. Yo debo ser un bicho raro porque me encantan los restos óseos humanos por la cantidad de información que puede llegar a dar un hueso aunque la excavación de un esqueleto sea excesivamente lenta y meticulosa, y también porque me encanta todo lo relativo a la metodología arqueológica, aspecto que a la mayoría de los arqueólogos no les gusta y que suelen aborrecer.
Hay un par de detalles que me gustan mucho de la novela y que en la vida me gustaría que se siguiese luchando porque cada vez hubiese más igualdad entre hombres y mujeres y dejase de ser noticia que una mujer llegue a lo más alto en su trabajo. En Cita con el pasado, Callie Dunbrook es la arqueóloga que dirige la excavación y Lana Campbell es una prestigiosa abogada que tiene su propio bufete. Del trabajo arqueológico ya me he extendido bastante y del de la Abogacía, que también se refleja en la novela, no voy a hablar porque es bastante desconocido para mí.
Por último, decir que la novela me ha gustado mucho tanto su parte de suspense que me ha recordado a las noticias de los telediarios sobre los “niños robados” durante décadas en España, como la romántica con las historias de amor de Callie y Jake, y la de Lana y Doug. Los personajes están bien construidos y su lectura no se hace muy pesada aunque muchas veces en los diálogos no sepas muy bien quién está hablando.

Valoración “Cita con el pasado” (Nora Roberts):
8,8/10

2 comentarios:

  1. ¡¡Hola, Elena!! =D
    Soy Laura.

    No suelo seguir un criterio como el tuyo a la hora de seleccionar novelas porque, además, te puedes acabar enfadando si ves que quien escribe no tiene ni idea del asunto jajaj

    Por cierto, que me resulta muy extraño que palabras como 'Neolítico' o 'hallazgos' se consideren tecnicismos... Yo no lo creo.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. @Laura Este criterio no es habitual en mí. Novelas históricas no leo. Que una palabra sea un tecnicismo, no quiere decir que sea una palabra más o menos común.

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.