12 sept. 2012

"Donde termina el arco iris" (Cecelia Ahern)

(Leído en julio de 2012)
Portada de la edición irlandesa de Donde termina el arco iris, segunda novela de Cecelia Ahern y que fue número uno de las listas de best-sellers de Irlanda y Reino Unido. (Fuente: Wikipedia).
No sé exactamente que me esperaba de este libro pero me ha decepcionado mucho. A pesar de que no es una novela que deje huella, engancha de principio a fin y es una lectura ligera y muy idónea para los días de verano.
Aquí os dejo la sinopsis de la novela sacada de la contraportada de la edición de bolsillo:
Rosie Dunne y Alex Stewart, amigos desde la infancia, siguen siendo inseparables a través de los años. Necesitan compartir tanto los momentos importantes como los cotidianos, y se intercambian cartas, postales y correos electrónicos. Sus vidas han tomado rumbos muy distintos: Alex estudia Medicina en Boston mientras Rosie, en Dublín, se esfuerza por sacar adelante a su bebé, fruto de una loca noche de pasión. Donde termina el arco iris nos presenta una selección de los divertidos y frescos diálogos que Rosie y Alex intercambian, y que nos llevan a conocer en profundidad sus respectivas vidas: sus complicados matrimonios, los esfuerzos por hacer sus sueños realidad… y la realidad de unos sentimientos que nunca se han atrevido a revelar. Una novela conmovedora, que pronto se convertirá en película.
Donde termina el arco iris es un libro bastante previsible donde desde las primeras páginas se sabe que los protagonistas, amigos íntimos desde los cinco años, están enamorados el uno del otro aunque no acabarán juntos hasta que cumplan 50 años. A primera vista parece una historia bonita pero a mí no me ha terminado de convencer y más aún si tenemos en cuenta el énfasis que hace Cecelia Ahern en el tópico de que no puede existir una amistad entre hombres y mujeres sin acabar en la cama. (Nota: ¡Vivimos en el siglo XXI y no en el XIX!). Yo sí creo que un hombre pueda tener una mejor amiga y viceversa sin que sea su pareja y la tenga o no, sin embargo, no niego que pueda existir atracción y muchas dudas al respecto, y la mejor medicina en esa situación es hablarlo en persona y no por carta o vía Messenger como hacen los protagonistas de la novela. En ese momento de declaración de sentimientos a tu mejor amigo/a pueden ocurrir tres cosas: 1. que empecéis a salir juntos; 2. que dejéis de ser amigos, por lo que esa amistad no merecía la pena; y 3. que vuestra amistad supere ese momento tan delicado, se consolide y se convierta en una de las amistades de las que más orgulloso/a te puedas sentir con el paso de los años.
Me ha defraudado mucho el estilo de Cecelia Ahern. Me gusta que los escritores innoven y experimenten intentando que la literatura se acerque a la realidad cotidiana que viven, siempre y cuando resulte verosímil. No estoy en contra de que en las novelas de hoy día se inserten e-mails, conversaciones de Messenger y chats, e, incluso, sms (Nota: ¡No voy a leer ninguna novela escrita en lenguaje sms!) pero no me parece creíble que en una novela editada en Irlanda en el año 2004 y cuya acción dura cerca de 50 años haya tanta presencia de un tipo de comunicación que en el verano de 1992 era inimaginable. Si esta novela se hubiese escrito hoy día debería haber incluido también las redes sociales (Facebook, Twitter, LinkendIn…), el Skype y el whatsapp.
Cecelia Ahern es una novelista irlandesa. Nació el 30 de septiembre de 1981 en
Dublín. Se licenció en Periodismo y Medios de Comunicación en el Griffith College de Dublín. Publicó sus dos primeras novelas en 2004: Posdata Te Quiero, de la que se hizo una adaptación cinematográfica en el año 2007 y que fue protagonizada por Hillary Swank (1974); y Donde termina el arco iris. (Fuente: Wikipedia).
            La selección que Cecelia Ahern hace para contarnos la evolución de la vida de los personajes que ha creado no me ha terminado de convencer. Algunos de esos fragmentos me han dado la sensación de que sobraban y su intento de reflejar la escritura de unos niños de siete años y sus faltas de ortografía o las abreviaturas que se usan al escribir un sms no me han parecido convincentes. No me parece una novela idónea para tener su versión cinematográfica.

Valoración “Donde termina el arco iris” (Cecelia Ahern):
4/10
                 

3 comentarios:

  1. ¡¡Hola, Elena!! =D
    Soy Laura.

    No conocía esta novela, pero incluso aunque tu valoración hubiese sido positiva, tampoco la leería, principalmente por motivos de trama.
    No me gustan las historias sobre romances a través de los años. Tampoco me gustan que surjan repentinamente, pero sí necesito que haya "chispa" entre los personajes a medio plazo, mientras que el libro del que hablas refleja una relación de 50 años. ¡50 años!
    ¿Cómo se puede tardar tanto en confesar unos sentimientos?
    Partiendo de la idea de que yo no creo en el amor eterno, me parece imposible que dos personas que no se comunican cara a cara conserven un amor durante tanto tiempo.

    La otra novela de la autora, la de 'Posdata: Te quiero' tampoco la he leído. Aunque la película tenía momentos que me siguen emocionando, en conjunto me pareció algo tediosa.

    ¡Un beso! ^^

    ResponderEliminar
  2. Vaya, supongo que nunca estaremos de acuerdo Elena.
    He leído este libro, y para mi tiene bastante mas que un suspenso. (Aunque, no mucho mas, quizá un 5.5) Sobre todo, si lo comparamos con libros como los de Moccia (¿he dicho ya que le odio? para mi ninguno de sus libros pasa del 3)

    La novela tiene muchos puntos de vista negativos. Como la forma en la que esta narrado, lo que la convierte en una novela de escasa descripción y de vacíos abismales de información.

    Si bien al principio es adictiva (creo, que sobre todo porque son niños y bueno, hacia mas gracia que otra cosa leerlos) al final el formato cansa, y a mi al menos me costó llegar hasta el final.

    Luego, también odiaba que los encuentros que se producian entre ambos protagonistas no se narraran. Claro, como la novela no se remite nada más que a las conversaciones...


    Enfin, la historia me pareció muy realista, en muchos sentidos. Primero porque cuesta asumir que estas enamorado de tu mejor amigo, y cuando lo haces, normalmente no te atreves a dar el paso por perderlo. Esto refleja la historia, los dos se han querido, si, pero han amado a otras personas, han tenido una vida plena, y han visto que no han encontrado su sitio en la vida.

    Luego, hay muchos momentos dramaticos que aparecen, y bueno, las circunstancias de ambos personajes son bastante peculiares. Me dejó buen sabor de boca, si bien era previsible su final, es lo suficientemente realista como para no dejarme con sabor a miel melosa, y con los suficientes guiños, como para que te sientas identificada en la historia, ya sea con la tuya propia, o con la de un allegado...


    Un beso

    ResponderEliminar
  3. @Laura Los protagonistas sí se ven a lo largo de todos esos. A mí también me gustan las historias de romance como a ti porque son realistas pero también me gustan mucho las que se alargan unos años en el tiempo hasta un máximo de 10 - 15 años, sobre todo, si son reencuentros después de estar tiempo sin verse y donde pueda verse cómo han cambiado pero ¡50 años me parece una pasada y no hay quien se lo crea!

    @Bramar Yo también he visto en la novela todos los puntos negativos que has dicho. También es cierto que a veces me he sentido identificada con los personajes pero a diferencia de ellos yo en su día sí di el paso, a pesar de lo asustada que estaba, y por eso he escrito en la reseña un párrafo acerca de ese tipo de amistad y su momento crítico.

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.