28 sept. 2012

Experiencias

"La vida está llena de experiencias que nos moldean y nos hacen crecer. Éstas nos inspiran para escribir una novela, componer una canción o pintar un cuadro. No podemos rechazar aquellas que nos hacen sufrir porque serán éstas las que nos harán ganar en fortaleza.
Hay que dejar pasar el tiempo para saber si una amistad tiene futuro, para cerrar heridas o que al menos cicatricen, para saber como te ha marcado una determinada persona... Seamos conscientes o no, todos con los que nso cruzamos a diario nos influyen de un modo u otro y esta influencia crece a medida que la cercanía con esa persona es mayor y también de las experiencias que hayan vivido juntas. Así es como se forjan amistades que evolucionan y se consolidan día a día y no importa que ésta haya surgido en unos columpios, en la biblioteca, en la cafetería de la facultad o en una excavación.
La amistad se construye día a día, evoluciona con el tiempo y hay que luchar por ella aunque se discuta cuando no se está de acuerdo y tenga sus altibajos porque al final valdrá la pena el esfuerzo invertido. Pocas serán las que nos acompañen a lo largo de toda una vida, aquellas que aunque cambien siempre sabremos que estarán ahí y que se fortalecerán a base de confidencias, vivencias... compartidas.
Una amistad puede nacer en cualquier momento y en cualquier lugar. Surge en unas circunstancias determinadas que marcarán a sus protagonistas. Al principio la mayoría de las veces no se le da importancia pero será el tiempo quien lo haga. Será él quién hará que sepas valorarlo o quien te demuestre que es una amistad que te envenena y que te ha convertido en un espectro de lo que eras.
Con un amigo/a compartes confidencias (aunque esto depende del grado de amistad que se establezca); clases, ya sea en el colegio, el instituto o la facultad; apuntes; libros; horas de estudio en la biblioteca; cenas; viajes... Así evolucionarán y madurarán aquellas amistades que de verdad nos enriquecen y nos hacen ser mejores.
Por lo general, las cosas no son fáciles de lograr y, por eso, hay que luchar por conseguirlas y después por mantenerlas. Cuando logras algo que parecía que nunca llegaría y por lo que tanto has luchado, no puedes rendirte, si no que tienes que luchar más aún aunque el hecho de haberlo conseguido ya sea para ti un triunfo y te produzca una gran satisfacción personal. Cuando esto pasa se disfruta aún más de lo que tanto esfuerzo nos ha costado conseguir."

Elena Velarde
"Experiencias" (10 febrero - 23 marzo 2008) y "Experiencias de una veinteañera" (4 noviembre - 28 diciembre 2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.