5 sept. 2012

Recuerdos de infancia

"Judith y Lluvia se conocían desde los tres años aunque no recordaban cómo comenzó su amistad. Durante varios años fueron vecinas en una urbanización de Montequinto. Cuando eran niñas solían estar siempre en los columpios, jugando al elástico que a veces ataban a una farola o al teje que dibujaban en el suelo, y en verano su vida giraba en torno a la piscina y su chiringuito. Al llegar a los doce años las cosas empezaron a cambiar, dejaron de jugar y empezaron a dedicar horas y horas a charlar en los portales, la psicina... Los estudios, los chicos, la menstruación y la depilación eran los temas de conversación más comunes en esa época pero también otros, más secundarios que no por ellos menos importantes.
La mudanza significaba cambio y era la primera vez que deseaba alejarse de Montequinto. El oír esa palabra era una de las cosas que más temía escuchar de sus padres cuando contaba unos trece años pero con quince lo necesitaba. Dejaba atrás una etapa importante de su vida, cuyas heridas nunca terminaron de cicatrizar, y empezaba otra con ilusión."
Elena Velarde
"Pinceladas al óleo" (2ª novela)
Capítulo 5. Poesía. Escrito en marzo de 2006 y corregido en octubre de 2010. 

Otro fragmento más de "Pinceladas al óleo" (2ª novela):
"Judith era una persona que en muchos aspectos los pasos que marcaba la sociedad en la que vivía los andaba al revés. No le gustaba ser igual a los demás y no le resultaba fácil expresar lo que sentía. Las personas que la conocían sabían que, a pesar de que a Judith era fácil hacerla explotar, lo que más daño le atormentaba se lo solía callar, incluso a sí misma. Su sufrimiento no era visible ni tampoco fácil llegar a él. 
Ese deseo de distinguirse de los demás acarreaba un alto precio: incomprensión, angustia, dudas. Buscaba respuestas y casi nunca las encontraba."
Capítulo 7. Tarde de sábado. Escrito en abril de 2006 y corregido en octubre de 2010.

Os dejo tres frases sacadas de "Pinceladas al óleo" (2ª novela): 
"A Judith le gustaba tenerlo todo bajo control y quien la conocía también sabía que cuando se proponía algo no cejaba en su empeño hasta conseguirlo." (Capítulo 4. En casa de Harry y Judith)
"La admiraba porque su fragilidad era sólo apariencia y había sabido alcanzar sus sueños de adolescencia." (Capítulo 6. Recuerdos y cafés con leche)
"Era una mujer a la que le gustaba el riesgo y que no se rendía ante nada." (Capítulo 8. La magia existe)

He publicado hasta el capítulo 9: http://www.potterfics.com/historias/61609



Os dejo un par de breves fragmentos de mi primera novela titulada "La chica de los ojos azules" y cuyo primer borrador escribí entre los meses de febrero de 2002 y enero de 2006.

"Nunca se había sentido tan confundida por un chico y eso que no pensaba enamorarse mientras estuviese en Igarka pero el amor es algo que surge cuando menos lo esperamos y por circunstancias aún desconocidas para la racionalidad humana." (Capítulo 10. Natalia se enamora, página 29)

"- ¿Por qué no puede ser todo un poco más fácil?
- Entonces no valdría la pena luchar y la vida no sería tan interesante." (Capítulo 19. Reencuentros, página 54)

2 comentarios:

  1. ¡Hola, Elena! =D
    Soy Laura.

    No comprendo eso de dejarnos leer fragmentos de novelas. Si nos dejas el enlace de las historias para poder leerlas completas deberías hacer un resumen y escribir una breve sinopsis para saber de qué van.
    Sin embargo, si se trata de novelas no terminadas y fragmentos sueltos no le encuentro el sentido publicarnos cuando no va a haber final ni principio...

    Por otra parte,no sé por qué será, pero esta vez he tenido que forzar la vista para poder distinguir las letras (que, aunque son blancas, estaban bastante grises) y el fondo transparente.
    Si lo has cambiado respecto a entradas anteriores, te sugiero que lo vuelvas a dejar como estaba antes. En caso contrario, tal vez debería ir al oculista jajaja

    ¡¡Besos!! ^^

    ResponderEliminar
  2. @Laura Estos fragmentos son muy significativos y especiales para mí y por eso los he publicado, y no por el hecho de contar una historia con principio y fin. Si quieres leer el texto completo de lo que escribo, ponte en contacto conmigo por email.

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.