19 nov. 2012

"Scusa ma ti voglio sposare" - "Perdona pero quiero casarme contigo" (Federico Moccia)

(Leído entre septiembre y noviembre de 2012)
Portada italiana que en el mes de julio de 2010 publicó la editorial BUR Big, que en Sevilla se puede encontrar en la librería Vértice de la calle San Fernando por 15 euros y en el Fnac por 16 euros y pico. (Fuente: Elaboración propia).
Hoy le toca el turno a la reseña de la segunda parte de Scusa ma ti chiamo amore – Perdona si te llamo amor (http://pinceladasdeliteratura.blogspot.it/2012/09/scusa-ma-ti-chiamo-amore-perdona-si-te.html). Esta segunda parte me ha gustado bastante menos que la primera y eso que el comienzo de Scusa ma ti voglio sposare – Perdona pero quiero casarme contigo es bastante atractivo con referencias al mar, las olas, el surf, la arena de una playa cualquiera, etcétera.
La historia está escrita en presente aunque con muchos flashbacks donde se resume (demasiado para mi gusto) la historia de amor de Niki y Alex que Federico Moccia cuenta en la primera parte. Esta segunda parte empieza dos años después del final de la primera. El estilo de Moccia en este libro también se caracteriza por el lenguaje coloquial de los italianos con mucha presencia de anglicismos.
Al igual que en el resto de sus novelas, aquí también se nota mucho el estilo cinematográfico tan característico de Federico Moccia. Los capítulos suelen ser cortos aunque de extensión variable y parecen escenas de una película. Los diálogos no tienen los característicos guiones, están entrecomillados y a veces es bastante difícil saber quien está hablando porque Moccia con frecuencia suele omitir las referencias al respecto.
El final se resuelve con muchísima rapidez y el desenlace se escribe con pinceladas que apenas profundizan más allá de una primera capa de maquillaje. La frase que da título al libro lo encontramos varias veces a lo largo de sus páginas siendo la primera de ellas la manera que elige Alex para proponerle matrimonio a Niki durante un viaje sorpresa a Nueva York tras viajar ambos en primera clase. Esta vez me ha acabado molestando bastante tanta presencia de marcas comerciales (alguna de ellas desconocidas para mí) como los outlets, de letras de canciones, de películas y de las típicas citas de personajes históricos, a los cuales se cita. Además, en la novela también se menciona el título italiano de Los hombres que no amaban a las mujeres de Stieg Larsson, el Skype y las redes sociales como Facebook.
En esta segunda parte se habla un poco del sistema universitario italiano, el cual yo conocí cuando estuve de Erasmus en Padua en el curso 2009 – 2010, y cuya lectura me ha hecho sonreír. La Universidad italiana es exigente y competitiva, le da mucha más importancia a los libros que a los apuntes de clase, los estudiantes universitarios casi no usan folios y en su lugar usan un determinado tipo de cuaderno bastante incómodo a la hora de escribir, en Italia el alumno se inscribe directamente al examen de la asignatura que le interesa y tiene hasta 6 oportunidades en un mismo año para aprobarla, en Italia durante la carrera hay que hacer obligatoriamente prácticas de empresa que en la novela queda reflejado en las prácticas que hace Olly en una empresa de moda, etcétera.
Perdona si te llamo amor y Perdona pero quiero casarme contigo te hacen reflexionar acerca del amor familiar, el amor de pareja, los embarazos no deseados, el matrimonio, el divorcio, la paternidad en solitario, la amistad, las familias políticas, las relaciones laborales, los celos, las infidelidades y el maltrato a las mujeres. En el segundo de ellos se describen los preparativos nupciales que lleva a cabo Niki con ayuda de su madre y las hermanas de Alex, quien se desentiende bastante de la boda echando muchas horas en el trabajo de las que debería. Debido a esto también se resiente bastante la amistad de Niki con Olly, Diletta y Erica.
Cartel italiano de Scusa ma ti voglio sposare – Perdona si quiero casarme contigo, que se estrenó en Italia en el año 2010, dirigida por Federico Moccia y protagonizada por los actores italianos Raoul Bova (Roma, 1971) como Alessandro Belli (Alex) y Michela Quattrociocche (Roma, 1988) que interpreta a Nicoletta Cavalli (Niki). (Fuente: Internet).

Valoración “Scusa ma ti voglio sposare” (Federico Moccia):
5,25/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.