23 ene. 2013

"Tras la pasarela" (Candace Bushnell)


(Leído entre diciembre de 2012 y enero de 2013)

Portada de la edición estadounidense de Tras la pasarela (2003), tercera novela de Candace Bushnell, autora de Sexo en Nueva York (1996), Mujeres de Manhattan (2005), Quinta Avenida (2008) y Los diarios de Carrie (2010). (Fuente: Wikipedia).
No esperaba mucho de esta novela pero su lectura se me ha hecho muy tediosa. Todos los personajes me han parecido superficiales, antipáticos, materialistas e hipócritas y ninguno de ellos ha logrado caerme bien y tampoco he conseguido identificarme con ninguno de ellos.
Aquí os dejo la sinopsis de la novela sacada de la contraportada de la edición de bolsillo que Booket publicó en mayo de 2009:
La heroína de Tras la pasarela, Janey Wilcox, es una modelo de lencería cuyas expectativas suelen estar siempre fuera de su alcance. Sin embargo, el verano del año 2000 fue sin duda su momento. Convertida en la nueva imagen de Victoria’s Secret, Janey por fin accede a ese mundo de glamur, riqueza y escasos principios que tanto anhelaba. Pero ciertas fuerzas ocultas conspiran para hundirla, lo que la obligará a reflexionar sobre el amor y la amistad y a plantearse hasta dónde está dispuesta a llegar para alcanzar sus sueños.
Tras la pasarela es una novela tan entretenida como abrasiva e ingeniosa. Una vez más Candace Bushnell, a quien el Daily Telegraph considera una “Jane Austen con Martini”, cambiará nuestra percepción de Nueva York y de las amistades femeninas.
(Fuente: Elaboración propia).
Compré la novela porque quería conocer el punto de vista de Candace Bushnell del mundo de la moda y tenía interés en leerlo porque pensaba que a lo mejor veía a las modelos desde otra perspectiva. Yo no podía estar más equivocada. Esta novela refleja que las modelos son sólo algo físico y que más de una puede acabar convirtiéndose en una prostituta de lujo. Sus páginas también muestran que en el mundo de la moda hay una intensa vida sexual y que el sexo es muchas veces la única forma de conseguir un trabajo y nuevos ingresos. Pero las escenas sexuales son siempre las mismas resultando monótonas y aburridas, además, de que reflejan un problema de sinonimia y de simpleza lingüística.
Otra cosa que se refleja muy bien en la novela es el hecho de que en el mundo de la moda y en el de la alta sociedad de Nueva York es mucho más importante el aparentar que el ser. Se nombran marcas de lujo, algunas muy conocidas para todas y otras bastantes desconocidas, que a mí me han acabado chirriando y molestando su lectura.
La edición española de bolsillo de Tras la pasarela tiene 619 páginas, de la que se pueden eliminar la mayor parte de ellas porque no aportan nada y son sólo un relleno inútil que hace que la lectura sea bastante pesada. Pienso que la historia que cuenta se podría haber escrito en poco más de 200 páginas.
Al ser una novela que se desarrolla casi todo el tiempo en Nueva York las menciones a las diferentes avenidas, calles y parques de Manhattan son habituales, al igual que el hecho de que la primera parte se desarrolla en los Hamptons. Parte del libro transcurre en París y en diferentes lugares bañados por el mar Mediterráneo. La novela termina en una de las muchas fiestas que Hollywood celebra tras la ceremonia de los Oscars en los restaurantes de mayor lujo de Los Ángeles. También se mencionan otros lugares como Malibú, Milán o Connecticut.

Valoración “Tras la pasarela” (Candace Bushnell):
2/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.