18 feb. 2013

"Persiguiendo un diamante" (Lauren Weisberger)


(Leído en febrero de 2013)
(Fuente: Elaboración propia).
Hoy reseño la tercera novela que ha escrito Lauren Weisberger y la segunda que se ha publicado en español. Está protagonizada por tres amigas de 29 años que viven en Nueva York y que una noche en un bar de copas hacen un pacto dándose de plazo un año para cumplir cada una su parte. A Emmy, chef de vocación, la acaba de dejar su novio por una joven animadora de 23 años; Adriana es un típica niña bien que vive del dinero de sus padres y que cada noche comparte cama con un hombre distinto; y Leigh, editora de profesión y escritora frustrada, se promete tras un año de relación.
La historia principalmente se desarrolla en Manhattan con muchas menciones al Upper East Side, el East Village y la Sexta Avenida. Como toda novela, cuya acción se centra en la ciudad de Nueva York, tiene un peso importante Los Hamptons. Algunas páginas se desarrollan en París o Tel Aviv (Israel), que son los destinos de algunos de los viajes de negocios de Emmy; en las Antillas holandesas, destino de vacaciones de Emmy, Adriana y Leigh; Miami cuando Emmy le hace una visita a su hermana Izzie; y Los Ángeles.
Me ha gustado mucho que Lauren Weisberger a través del personaje de Leigh nos muestre parte del trabajo de un editor leyendo y valorando manuscritos, reuniéndose con sus autores, y que lea chick-lit (¿Me lo prestas? y El viaje de Darcy de Emily Giffin) para desconectar y relajarse de su trabajo, en el cual es muy exigente y donde sólo quiere editar literatura seria que pueda perdurar al paso del tiempo.
Lauren Weisberger (Pennsylvania, 28 de marzo de 1977) presentando Persiguiendo un diamante en una librería de California. Su título original es Chasing Harry Winston y se publicó en el Reino Unido el 19 de mayo de 2008 y en los Estado Unidos el 27 de mayo de 2008. En España lo publicó Booket en octubre de 2011. (Fuente: http://www.laurenweisberger.com/).
La novela es muy actual con excesivas menciones a marcas de ropa, complementos, comida, bebida, etcétera que serán muy conocidas en los Estados Unidos pero que bastante de ellas son desconocidas en Europa. A pesar de lo que acabo de escribir, creo que es acertado que se mencione redes sociales como Facebook o MySpace, e, incluso, Starbucks porque esta última marca forma parte de la actual cultura del café de los estadounidenses.
Las 309 páginas de Persiguiendo un diamante me han parecido pocas para contar la evolución de las protagonistas durante un año, ya que sólo da pinceladas. Emmy se convierte en una mujer sexi y segura de sí misma; Adriana logra un contrato fijo como columnista en una revista femenina donde les da consejos a las mujeres para conquistar a los hombres y como productora en Los Ángeles; y Leigh dimite y se matricula en un Máster de Escritura Creativa.
Si hay algo que destacaría de esta novela es que la amistad femenina tiene tanto o más peso que las relaciones de pareja y/o las escenas de sexo. También es importante de valorar el pequeño reflejo que la autora hace de la relación que se da entre hermanas, sobre todo, desde el punto de vista de la mayor y los celos que siente de vez en cuando por su hermana pequeña (Emmy e Izzie).
El estilo de Lauren Weisberger es actual, juvenil y muy cercano a la vida cotidiana de los estadounidenses de veintitantos o treinta y pocos años. He encontrado algún que otro fallo en la traducción (la traductora es Pilar de la Peña Minguell) siendo el más grave el leísmo. El lenguaje a veces me ha parecido demasiado vulgar con presencia de palabrotas que con el paso de las páginas me han resultado molestas. No me ha gustado nada que en un momento dado hayan transcrito un par de mensajes de móvil con sus características abreviaturas, que a mí me han dañado la vista.

Valoración “Persiguiendo un diamante” (Lauren Weisberger):
6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.