1 mar. 2013

"Marionetas"


"En los últimos años se habla mucho acerca de los malos tratos y de la violencia de género, aunque pocas veces se menciona sus repercusiones psicológicas o algún caso donde las víctimas sólo sufran acoso moral y cuando se refieren a esto último suelen ser mujeres que lo sufren en su lugar de trabajo y casi siempre tienen connotaciones sexuales.
Todo esto puede llevar a equívocos e, incluso, llegar a afirmar la inexistencia del maltrato psicológico, cuando ha existido siempre, y sólo hablar del físico porque sus heridas son visibles en la piel. Lo más terrible del primero de ellos es que se da con mucha frecuencia pero ni la sociedad ni los medios de comunicación le dan la importancia que le corresponde porque no mata en el instante ni deja marcas visibles en la víctima.
Los casos de acoso moral que se pueden dar son variopintos pero tienen algunos elementos comunes como pueden ser la marginación de esa persona dentro de su pandilla e, incluso, de la propia sociedad en los casos más extremos. Estas personas por su debilidad e inconsciencia de la situación pueden llegar a ser marionetas cuyos hilos son manejados por las propias personas que por considerarse superiores piensan que tienen derecho a maltratarlas y que pueden ser sus padres, amigos, compañeros de trabajo...
Hay víctimas de maltrato psicológico que con el tiempo y a base de muchos sufrimientos consiguen librarse de las ataduras de su marioneta pero sus heridas nunca llegarán a cicatrizar. Algunas lo consiguen con ayuda de psicólogos y otras aprendiendo a reflexionar sobre ello para poder conocer mejor esas situaciones y afrontarlas antes de que lleguen a mayores.
Las humillaciones, las marginaciones, etc hacen que las personas que la sufren se sientan inferiores, se minusvaloren y se sientan desplazadas. Es duro vivir esto pero muchas veces los que te maltratan son los miembros de la pandilla o los compañeros de clase, aunque en tu casa la situación sea la contraria y tengas buenos amigos que sabes que siempre te apoyarán, hay que demostrar que no somos tan débiles y que somos mucho más que unas simples marionetas. El tiempo pone a cada uno en su lugar y nos hace ver que al final los que están solos son los mismos que nos consideraban que teníamos la peste y que evitaban juntarse con nosotros, y que los que hemos sido sus víctimas podemos contar con un pequeño grupo de amigos que han sabido demostrarlo en los detalles y en los momentos más difíciles, esos mismos en los que sentíamos que nadie se preocupaba por nosotros y que todo lo que hacíamos era un desastre."

Elena Velarde
24 enero 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.