15 may. 2013

Chick-lit

Hoy voy a hablaros un poco sobre la chick-lit, subgénero que surgió como algo innovador dentro de la novela romántica en los Estados Unidos y Gran Bretaña a finales de los años 90 y cuyo término había sido ya acuñado en 1988. Es una literatura escrita por y para las mujeres actuales de clase media-alta y/o alta de América del Norte o Europa occidental con una franja de edad de los 20 a los 40 años.
Este subgénero literario tuvo un boom hace una década gracias a best-sellers como El diario de Bridget Jones de Helen Fielding o Sexo en Nueva York de Candace Bushnell. Ambas reflejan los dos grupos que se pueden encontrar dentro de la chick-lit. El primero de ellos reflejaría el que presenta a chicas normales, corrientes y pijillas con las que es fácil que una lectora occidental de clase media se identifique y cuya protagonista tiene una carrera universitaria y un buen puesto de trabajo. Mientras que el segundo grupo (el chick-lit fashion) nos muestra a personajes de la alta sociedad relacionados con el mundo de la moda y donde se nombran con muchas frecuencias todas aquellas marcas de lujo que tienen unos precios desorbitantes incluso para pensar un darse un pequeño capricho en una ocasión muy especial, algo que si puede darse con una marca pija y de cierto lujo como es Bimba y Lola o Abercrombie and Fitch. Yo tengo cosas de ambas marcas citadas pero siempre he sido más de marcas como Stradivarius, Green Coast, Easy Wear o Fórmula Joven.
En el mundo de los chick-lit fashion aún no he encontrado ninguno donde la protagonista sea una joven normal y corriente de clase media-alta con estudios universitarios en Derecho, Medicina, Filología, Periodismo, etcétera a la que siempre le haya apasionado la moda y haya decidido crear un blog sobre moda donde publicar fotos de sus looks siendo ella la modelo. Sería interesante leer cómo una joven de veintitantos años y sin ninguna relación con el mundo de la moda llega a éste por pura casualidad simplemente con la creación de un blog personal. Si os gusta seguir las últimas tendencias de la moda real (me refiero a la que nos ponemos a diario), aquí os dejo el enlace el blog de una joven gallega afincada en Sevilla (es de mi edad y da la casualidad que nos conocimos cuando estuvimos en Padua de Erasmus hace tres años) y licenciada en Derecho: http://asmmgz.com/elblogdechuchus/.
Ésta es la novela chick-lit que me estoy leyendo en estos momentos. Me he leído ya 275 páginas de las 410 que tiene (la gran mayoría en el Bar Portello en compañía de un cappuccino). Los capítulos, pero también los párrafos, son cortos haciendo que su lectura gane en agilidad. Al contrario de lo que me esperaba casi no me estoy encontrando marcas de lujo como puede ser la mención de los tacones de Louboutin, las joyas de Swarowski o las libretas Moleskine. Su lectura me parece entretenida y engancha. En Gran Bretaña se publicó el año pasado con el título de Chocolate Shoes and Wedding Blues. En Italia se ha publicado en enero de 2013 en tapa dura y cuesta 9,90 euros. Las novelas de Trisha Ashley han sido traducidas y publicadas en Alemania, Portugal, República Checa, Turquía e Italia. (Fuente: http://blog.newtoncompton.com/cosa-indossare-al-primo-appuntamento/).
Sus protagonistas son mujeres jóvenes entre la veintena y la treintena, independientes, dinámicas, trabajadoras, con encanto, solteras y suelen estar deseosas por encontrar a su príncipe azul. Suelen vivir en grandes ciudades como Londres, Nueva York o Dublín. Lo normal es que se enamore de su jefe o de alguien que tenga o la misma o mejor posición que ella, por lo que los protagonistas masculinos suelen ser hombres de negocios o profesionales que no dudan en mostrar que poseen una parte tierna y sensible aunque sólo lo conozcamos a nivel superficial.
Las novelas chick-lit son bastante previsibles y normalmente poseen una historia de amor idealizada con final feliz. Tratan de una manera amena tramas muy cotidianas y actuales donde la familia y la amistad también son importantes. Están escritas en primera persona singular con sentido del humor y narradas desde el punto de vista de la protagonista. Son lecturas ligeras, entretenidas y adictivas. Se leen rápido.
Un ejemplo de lectura amena y adictiva sería Something Borrowed – Algo prestado, que me leí en un par de días a finales del mes de agosto de 2012. Es la primera novela que ha escrito Emily Giffin, la cual yo creo que tiene bastante de autobiográfico al menos en el hecho de que tanto la autora como la protagonista eran abogadas en un importante bufete de Manhattan pero estaban estresadas y no se sentían a gusto con su trabajo. Es, junto a Ti prego lasciati odiare – Te pido que me dejes odiarte de Anna Premoli (reseña: http://pinceladasdeliteratura.blogspot.com.es/2013/04/ti-prego-lasciati-odiare-te-pido-que-me.html), uno de los chick-lit con los que más he disfrutado leyendo. La evolución de Rachel, que acaba de cumplir 30 años y que tras la celebración de dicho cumpleaños acaba en la cama con el prometido de su mejor amigo, es muy realista e interesante. La novela está llena de dudas, recuerdos y sentimientos porque el pasado es tan importante como el presente. La amistad femenina está muy bien reflejada mostrando también la que existe sólo por conveniencia. La novela está muy bien escrita y posee un estilo sencillo y ameno. Hay una segunda parte (Something Blue – El viaje de Darcy) pero no merece la pena leerla. La fotografía es la portada original bastante menos atractiva y mucho más sosa que la de la edición que tengo yo que la que sacaron tras el estreno de la película y cuya portada es el cartel con el que se publicitaba. En España la han editado directamente en edición de bolsillo, tiene 400 páginas y cuesta 8,95 euros. (Fuente: Internet).
En la actualidad este subgénero está representado, sobre todo, por escritoras estadounidenses, británicas e irlandesas (Marian Keyes, Sophie Kinsella, Emily Giffin, Lauren Weisberger…) aunque hace poco he descubierto a una autora italiana (Anna Premoli). Creo que ha llegado el momento de que surja una nueva generación más internacional (y que haya nacido entre 1980 y 1990) de autoras de chick-lit que reflejen otras realidades más allá de la anglosajona como podría ser la escandinava o la mediterránea. En la novela policíaca sueca ya se está dando un poco más allá que puede gustar más o menos y en la subdisciplina conocida como Arqueología de la Arquitectura, que surgió en Inglaterra, los que a día de hoy están aportando cuestiones innovadoras a nivel internacional son arqueólogos italianos y españoles. Italia y España son los únicos países que en la actualidad tienen  revistas especializadas en dicho campo: Archeologia dell’Architettura desde 1996 y Arqueología de la Arquitectura desde 2002.
Estamos viviendo una época durísima pero que puede ser muy interesante a nivel literario. No he leído casi nada donde se hable de estancias en el extranjero en plan Erasmus o cómo muchos jóvenes españoles, incluidos aquellos que proceden de familias con una buena posición socio-económica, se ven obligados a emigrar por diferentes motivos: becas, ofertas de trabajo, parejas de otros países… Lo más curioso es que lo más parecido que he leído relacionado con esta trama lo he escrito yo y son mis relatos Guapa: http://pinceladasdeliteratura.blogspot.com.es/2012/11/guapa.html y Estocolmo: http://pinceladasdeliteratura.blogspot.com.es/2012/12/estocolmo-relato-propio.html.
Otro tema que no he encontrado tratado de manera más o menos realista son las falsas amistades o las traiciones entre amigas que vayan más allá de acostarse con la pareja de la otra aunque la verdad el tema de la amistad podría explotarse muchísimo más. A continuación os dejo el que para mí ha sido hasta el momento el párrafo más difícil de escribir: “Laura siempre recordaría como de repente aquella noche de finales de noviembre, tirada en la cama y el portátil apoyado sobre sus piernas, se echó a llorar desconsolada al darse cuenta, gracias a su intuición, que había perdido a sus amistades de la licenciatura, algo que jamás sospechó que sucedería. La que más la decepcionó y la que más daño le hizo fue Cata, a quien creía conocer pero que se cerraba tanto en sí misma que apenas fue capaz de mostrar un poco de cómo era en realidad, al menos a Laura, que consideraba a Cata como su mejor amiga de la facultad. A Laura lo que más le sorprendió fueron las excusas tan infantiles e impropias de unos recién licenciados que sus amigos le dieron aquella tarde de mediados de diciembre en el Viena cuando, acompañada de una taza de chocolate caliente, intentó solucionar los malentendidos y el distanciamiento de los últimos meses. (…)” Es muy duro pasar por una situación así y ver cómo de pronto se tambalean tus sueños, tu optimismo y tu fortaleza pero superarla te hace muchísimo más fuerte de lo que puedas pensar en un principio. La historia de Laura es bastante personal y por desgracia lo que cuento en este párrafo es totalmente cierto y no hay nada ficticio en dichas palabras. (Fuente: http://pinceladasdeliteratura.blogspot.com.es/2012/12/estocolmo-relato-propio.html). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.