6 sept. 2013

"Nadie lo conoce" (Mari Jungstedt)

(Leído en julio de 2013)
(Fuente: Elaboración propia)
Nadie lo conoce es la tercera novela policíaca de Mari Jungstedt (Estocolmo, 1962) y está protagonizada por el comisario Anders Knutas y el periodista Johan Berg siendo su escenario principal la isla de Gotland. La novela se publicó en Suecia en 2005 y en España Maeva Ediciones la publicó en 2010 en una edición de tapas blandas de 312 páginas con un precio de 19 euros. En enero de 2011 se publicó la primera edición de bolsillo, la cual tiene 335 páginas y cuesta 9,50 euros (yo he leído la cuarta edición que salió en diciembre de 2011 mientras que la segunda se publicó en abril y la tercera en junio). La novela ha sido traducida por Gemma Pecharromán Miguel.
A diferencia de Nadie lo ha oído, la trama de este libro sí me ha parecido más o menos interesante y está mejor escrita. Los crímenes me han llamado la atención y me ha parecido muy curioso el hecho de traer al presente los rituales de la antigua religión vikinga. Esta vez las expectativas creadas por la sinopsis y la lectura de sus primeras páginas a principios de año se han cumplido.
Hay ciertos detalles que no me gustan del estilo de Mari Jungstedt como que la explicación de los crímenes esté muy cercana en el tiempo a los acontecimientos que narra en sus libros, los cuales siguen la estructura de un diario con la indicación del día de la semana y la fecha (día/mes). Tampoco me gusta mucho como intercala en la narración el punto de vista del asesino, que normalmente se suele encontrar más o menos en la mitad de un capítulo y sin cambios en la edición de esas páginas. En la estructura de sus novelas Mari Jungstedt es muy previsible y no innova, las cuales siempre empiezan narrando las últimas horas de vida de la primera víctima.
Los agradecimientos de las novelas de Mari Jungstedt son muy escuetos. Siempre empiezan con la advertencia de que los hechos narrados en las páginas que hemos leído son ficción y que ha descrito los paisajes de Gotland tal y como son. Me ha parecido muy importante que haya consultado a dos arqueólogos (Olle Hoffman y Mikaela Säfrenberg) porque las escenas arqueológicas que narra se acercan mucho a la realidad. Me ha llamado mucho la atención que tenga un editor (Jonas Axelsson) y una editora (Ulrika Akerlund), y que entre sus primeros lectores haya una editora (Lilian Andersson). En esta lista también aparecen su marido (Cenneth Niklasson, periodista), el antiguo comisario y dos técnicos criminalistas de la policía de Visby, un veterinario, un psiquiatra, dos periodistas (Lena Allerstam y Anna-Maja Persson), su hermano, su cuñada y sus dos hijos (Rebecka y Sebastian), a quienes les ha dedicado el libro.
Mari Jungstedt, al igual que Nora Roberts en Cita con el pasado, sólo da algunas pinceladas sobre cómo se desarrolla una excavación arqueológica. También hace hincapié en que hay que documentar todo porque excavar es destruir y si no se documenta, la información se perderá. Por último, habla sobre el daño que hace el expolio arqueológico para el Patrimonio Histórico de una región.
Me ha gustado mucho la narración de todo lo relacionado con la primera víctima: Martina Flochten (1983), una estudiante neerlandesa de Arqueología de 21 años que participa en un curso de metodología de campo organizado por la Universidad de Visby con dos semanas de clases teóricas en la ciudad medieval y ocho de excavaciones en un yacimiento vikingo de la costa oeste de Gotland. Mari Jungstedt escribe cómo es el trabajo en dicha excavación desde el punto de vista de Martina pero también nos habla de la convivencia en un albergue entre los veinte estudiantes del curso donde no se olvida de la tensión sexual, de los enamoramientos que se suelen dar y de las carreras por llegar el primero a la ducha tras terminar la jornada laboral.
Escena que intenta representar cómo sería la vida cotidiana en las calles de la ciudad sueca de Visby, hoy día capital de la isla de Gotland, un día cualquiera del año 1361. (Fuente: Internet).
Tal como ya hice en la reseña de Cita con el pasado con el concepto americano de Arqueología, aquí quiero hacer una pequeña aclaración sobre los límites temporales de la Edad Media. En Nadie lo conoce se dice que el Medievo empieza con el fin de la época vikinga y la cristianización del norte de Europa en torno al año 1050. Esto puede confundir porque siempre se ha dicho que la Edad Media empieza con la caída del Imperio Romano de Occidente en el año 456 y dicho dato sirve, sobre todo, para Italia. En España se considera que la época medieval comienza con la invasión musulmana de la Península Ibérica en torno al 710 – 712 y en Francia con la autoproclamación de Carlomagno como emperador en la Navidad del año 800. Sin embargo, en el norte de Europa los siglos de la Alta Edad Media lo encuadran dentro de la Edad del Hierro con la denominación de Dark Ages.
La lectura de Nadie lo conoce me ha servido para recordar lo que ya sabía sobre la mitología vikinga al nombrar a sus tres dioses más importante: Odín, Thor y Frey, y al mencionar a los Ases (Tyr, Frigg, Idúnn, Loki…) y  a los Vanes (Njörd, Freyja…). También he aprendido cosas que desconocía de la antigua religión nórdica que hubo en Dinamarca, Suecia y Noruega durante la Edad del Hierro.
A mediados de agosto descubrí en Twitter una cuenta dedicada al estudio de los vikingos en 140 caracteres (https://twitter.com/TheValkyriesVig), con un blog que lo complementa (http://mystoryofhistory.wordpress.com/) donde podréis aprender mucho sobre esta cultura tan maltratada y desconocida en España. Esta cuenta la administra una joven licenciada en Historia que está escribiendo un libro sobre la serie americana Vikings y que es una historiadora modernista apasionada por los vikingos. Mi obsesión por Suecia empezó al descubrir con trece años la mitología vikinga y maravillarme. Empecé a interesarme por Noruega y Dinamarca hasta que en el año 2002 cuando yo ya tenía quince años Suecia se impuso.

Valoración “Nadie lo conoce” (Mari Jungstedt):

7,2/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.