12 may. 2014

“Calor helado” (Richard Castle)

(Leído entre abril y mayo de 2014)
(Fuente: Elaboración propia).
Ya he comentado más de una vez que me gustan mucho las series de televisión de temática policíaca con especial predilección a día de hoy por NCIS Los Ángeles, Castle, Blue Bloods: Familia de policías (siento simpatía por el agente de policía y también abogado Jamie Reagan) y Hawai 5.0. También sois conocedores que desde que me enteré gracias al blog Bitácora de (mis) lecturas de que las novelas ficticias de Richard Castle habían traspasado la pequeña pantalla las he buscado en edición de bolsillo en las librerías y leído reseñando hoy el cuarto libro de la saga.
Mientras lees Ola de calor, Calor desnudo, Aumenta el calor y/o Calor helado es muy difícil no tener la sensación de que estás viendo otro capítulo más de la serie de televisión Castle, la cual me resulta más interesante que los libros. Es casi imposible no asociar a la detective de Homicidios de la 20 Nikki Heat de la novela con la inspectora de Homicidios de la 12 Kate (Catherine) Beckett de la serie y al periodista y escritor de novela romántica Jameson Rook con el escritor de novelas policíacas Richard Castle, ya que la forma de ser, pensar, actuar… es idéntica a la de sus homólogos de la serie de televisión. Esta cuarta novela se interrelaciona aún más con una de las principales tramas de la serie que es la investigación del asesinato de la madre de Kate Beckett en 1999 que fue la razón por la que una joven Beckett de 19 años abandonó la carrera de Derecho aunque en el libro se trata del homicidio de Cynthia Heat, madre de Nikki Heat. Ha sido interesante leer el pasado oculto de Cynthia Heat y como Nikki Heat se enfrenta a toda esa historia pero la homónima trama de la serie la supera con creces.
La historia se desarrolla en una de las muchas comisarías de la policía que hay en Manhattan pero también recorremos sus calles, avenidas, plazas, parques y estaciones de metro. Durante algunos capítulos la historia se desarrolla en París. Se citan otros lugares como Venecia, Croacia, Londres, Boston o Long Island City por poner algunos ejemplos.
La historia está escrita en tercera persona desde el punto de vista de Nikki Heat. Se nos narra muy bien lo que debe ser el trabajo de una inspectora de Homicidios que combina las herramientas tradicionales y con las nuevas tecnologías (MacBook, iPhone, iPad, Dropbox…), que es una de las cosas que más me gustan de las novelas de Castle. Sin embargo, lo que menos gusta de estos libros es que abusan muchísimo de las referencias a marcas comerciales, películas, canciones, novelas… cuando la mayoría de ellas se podría evitar y suprimir.
El título original de Calor helado es Frozen Heat y los derechos de autor pertenecen a ABC Studios. Ha sido traducida en 2013 por Laura Vidal. Ha sido publicada por la editorial Santillana en enero de 2014 en su edición de bolsillo (Punto de lectura). Consta de 20 capítulos largos. Tiene 476 páginas contando con las cuatro dedicadas a los agradecimientos.

Valoración “Calor helado” (Richard Castle):
6,5/10
Otra reseña interesante de Calor helado:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.