5 may. 2014

“La Princesa Tarakanova” (G. P. Danilevsky)

(Leído en abril de 2014)
Portada de la preciosa edición de la editorial asturiana dÉpoca y cuyo interior nos sorprende con un marcapáginas y una pequeña lámina que reproducen este cuadro lleno de erotismo y sensualidad que representa el fallecimiento de la Princesa Tarakanova debido a la tisis en diciembre de 1775 y que se pintó en 1867. (Fuente: Elaboración propia).
Hoy reseño un clásico de la literatura rusa del siglo XIX, de la que he sido una gran lectora durante muchos años y que había abandonado hacía un tiempo. Echaba de menos leer a los rusos y algunos autores que he leído de esta nacionalidad son: Turguéniev, Pushkin, Tolstói, Dostoievski o Chéjov. También he leído la recopilación de cuentos populares rusos que en su día hizo Afanásiev.
No conocía a Grigori Petrovich Danilevsky (1829 – 1890) pero no es el primer autor ruso del siglo XIX que escribe una novela corta basándose en algún acontecimiento de la rica y atractiva Historia del Imperio Ruso. Ya lo hizo Pushkin en La hija del capitán o Iván Turguéniev en su novela En vísperas al narrar a través de una historia de amor con final trágico la independencia de Bulgaria del Imperio turco y que a mí me emocionó especialmente. Recomiendo la lectura de las dos novelas citadas en este párrafo pero también de la que en esta entrada reseño y de la que encontraréis más información en el siguiente enlace: http://www.depoca.es/novedades_princesa_tarakanova.html.
La Princesa Tarakanova es la primera novela que editó y publicó la editorial dÉpoca. Lo hizo en 2011 en su colección Tesoros de época.  La novela ha sido traducida del ruso al español por Boyan Marcoff. La traducción ha sido revisada y corregida por Eva Mª González Pardo. Es una edición en tapas duras con sobrecubierta, está muy cuidada y es preciosa. Tiene 250 páginas (dos de ellas dedicadas a la introducción y 25 al Postfacio entre el texto y los retratos de los distintos personajes históricos y que me han recordado porque le tengo tanta manía al siglo XVIII, con esta afirmación me refiero a los retratos con las vestimentas y peinados que reflejan la época) y 36 capítulos cortos aunque de extensión variable divididos en dos partes. Cuesta 17,90 euros y en Sevilla podéis encargarlas en las librerías Beta de la calle Sierpes o Palas (Asunción, 51).
La novela narra un episodio muy desconocido de la Historia de Rusia y que yo ignoraba. He disfrutado muchísimo leyendo las desgracias de la Princesa Tarakanova tanto en la parte novelística contada por Danilevsky como la histórica que encontramos en el Postfacio. Me parece bastante verosímil que la joven protagonista de la novela hubiese sido en la realidad de sangre azul y la hija natural de la emperatriz Isabel I de Rusia y no impostora como quisieron hacer creer en su momento sus detractores y que es la versión que ha llegado hasta nuestros días. Es verdad que para ser tan corta se citan a muchas personas distintas y bastantes lugares diferentes como, por ejemplo: Estambul, Moscú, San Petersburgo, Kiev, París, Berlín, Pisa, Bolonia o Venecia.
La Princesa Tarakanova es una novela para leer con tranquilidad (aunque es tan breve, que cuando te quieres dar cuenta, ya te las has terminado) y disfrutar de cada una de las palabras que las componen, sobre todo, si sois como yo de los que os encanta leer nombres, patronímicos y apellidos rusos. A mí lo que más me ha gustado del libro son cómo los editores de dÉpoca han destacado las letras capitales con las que inician cada capítulo de la novela  y la manera escueta y clara con la que Danilevsky nos narra la desgraciada historia de la Princesa Tarakanova, enferma de tuberculosis. Es una pena que me haya encontrado alguna que otra errata pero escasas y casi imperceptibles.


Valoración “La Princesa Tarakonova” (G. P. Danilevsky):
10/10

Otra reseña interesante de La Princesa Tarakanova:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.