12 jun. 2014

“Sangre de barro” (Maribel Medina)

(Leído en junio de 2014)
La portada es muy invernal y nos muestra a una joven corriendo rodeada de montañas nevadas y coníferas que forman parte del paisaje de algún lugar ubicado en los Alpes suizos. (Fuente: Elaboración propia).
Hoy reseño la primera novela policíaca española que he leído. Si soy sincera, me la compré porque me llamó la atención su argumento y dudé un poco antes de adquirirla en la librería Beta de República Argentina (Sevilla) donde la encontré entre las novedades editoriales. A pesar de que no esperaba gran cosa de ella, se ha convertido en una de mis mejores lecturas de este 2014 por atreverse la autora a tratar determinados temas tabú (eso sí, con mucho respeto). Desde mi punto de vista es una novela de denuncia muy actual.
Sangre de barro es la novela policíaca con la que debuta Maribel Medina (Pamplona, 1969) y está protagonizada por el agente de la Interpol Thomas Connors (43 años) y la médico forense Laura Terraux (41 años). Maeva Ediciones la publicó el 28 de febrero de 2014, por lo que aún se está promocionando. Se trata de una edición en tapas blandas que tiene 392 páginas y 52 capítulos de extensión variable. Cuesta 18,90 euros.
La trama me ha gustado mucho y me ha parecido bastante atrevida teniendo en cuenta lo que solemos encontrar en el actual panorama literario. Maribel Medina es una escritora valiente y se atreve a abordar en su primera novela temas tan espinosos, incómodos y polémicos como son el dopaje y la reproducción asistida. Es también una novela didáctica porque la terminología médica que utiliza no sobra, sino que ayuda a que el lector conozca mejor todo lo relacionado con el doping, las técnicas de reproducción asistida y las autopsias.
En Sangre de barro encontramos muchas referencias a casos de dopaje reales como puede ser la famosa “Operación Puerto” o la acusación por doping a Lance Armstrong. También se habla en sus páginas de los avances tecnológicos en las equipaciones y vestimentas propias de los deportistas de élite sin olvidar las polémicas que ha habido, hay y habrá a su alrededor. Maribel Medina no se olvida de hablar de los patrocinadores de los deportistas de élite citando a Nike, Coca-Cola, Visa, Panasonic, Kodak, McDonald’s, Samsung, Pizza Hut, Kellogg’s, Speedo, Omega o Adidas. En la novela se menciona a la NBA, al COI y a deportistas de élite como Michael Phelps, Kobe Bryant, Mark Spitz, Usain Bolt o Yelena Isinbáyeva. Sin embargo, desde mi punto de vista no es correcto que tanto Maribel Medina como su editor/a usen el término Olimpiadas para referirse a las dos semanas de competiciones porque esta palabra lo que significa son los cuatro años que hay entre unos Juegos Olímpicos y los siguientes. Por último, también se cita a la Blackberry, el iPhone, Freddie Mercury o Amy Winehouse.
Un detalle que suelo apreciar mucho en las novelas policíacas es que sean capaces de mostrar cómo se lleva a cabo la investigación de un crimen. He disfrutado leyendo como Maribel Medina refleja lo que ha de ser una pequeña parte del trabajo diario en la Interpol y como se llevan a cabo las autopsias. Sangre de barro es la primera novela que leo protagonizada por una médico forense y también la primera en la que el autor se molesta en contarnos como se hacen las autopsias.
He disfrutado muchísimo leyendo las vidas personales y profesionales de Thomas Connors y Laura Terraux, y la tensión sexual que hay entre ellos. Espero que Maribel Medina siga escribiendo novelas policíacas protagonizadas por esta pareja porque les he cogido mucho cariño. Me gustaría leer esa conversación incómoda pero también sincera e íntima que parece que se ha quedado pendiente entre ambos al finalizar Sangre de barro. Son dos personas que se complementan muy bien a nivel profesional y da la sensación que también podría darse una conexión especial a nivel personal en un futuro.
Sangre de barro se desarrolla principalmente en Suiza durante los años 2011 y 2012 aunque hay ciertas anotaciones temporales algo confusas y que parecen algo erróneas como la mención a los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver de 2010 como algo que aún no ha tenido lugar. Durante algunas páginas la acción tiene lugar en Lyon (Francia) y en un pequeño pueblo de Irlanda. También viajamos con Thomas Connors a Viena, Barcelona y Nueva York. Se mencionan otros lugares como Washington, San Petersburgo, Madrid, Pekín, Múnich, Baltimore o Kiev.

Valoración “Sangre de barro” (Maribel Medina):

10/10

2 comentarios:

  1. Es una novela que me ha sorprendido gratamente. No me gusta el deporte pero me han enganchado el agente de la Interpol, Laura, Maire y Janik. ¿Sabes si va a sacar una segunda novela?

    ResponderEliminar
  2. @Anónimo Según la información que tengo, sí, habrá una segunda novela. Saludos cordiales, Elena Velarde.

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.