7 nov. 2014

New Adult, ¿Literatura para universitarios?

No es la primera vez que hablo en el blog sobre lo que se conoce como Young Adult o New Adult, dos subgéneros muy recientes de la Literatura Juvenil que apenas tienen diferencias entre ellos y que en realidad son exactamente lo mismo. Yo englobaría a ambos bajo la denominación de Young Adult porque a nivel social y según que ámbitos (principalmente profesionales) somos jóvenes adultos más o menos hasta los 30.
Según las definiciones que he encontrado, el Young Adult está protagonizado por alumnos de Bachillerato y en sus novelas hay una mención implícita a las relaciones sexuales aunque puede que éstas ni existan. La mayoría de los temas duros y polémicos  en los que se centran estas tramas como pueden ser los embarazos no deseados en adolescentes o las borracheras de menores de edad durante el fin de semana siempre han estado más o menos presentes en las lecturas obligatorias de instituto desde hace al menos unos quince o veinte años. Es curioso que las escenas de sexo no hayan estado bien vistas en la Literatura Juvenil hasta hace unos años cuando ya a principios de los años 90 irrumpieron en la ficción televisiva para adolescentes con Sensación de vivir y que tuvo su versión española a partir del otoño de 1997 con series como Al salir de clase o Compañeros.
Ahora pasemos a ver qué es lo que se entiende por New Adult. Una expresión a la que no le veo ningún sentido en inglés y menos aún en español y que en realidad me parece una absurda subdivisión cuyo único objetivo creo que es especializar aún más a la Literatura Juvenil siguiendo el ejemplo de otros ámbitos académicos y profesionales y que es muy característico de la mentalidad americana. No olvidemos que New Adult es una expresión que surgió hará como mucho hace cinco años en los Estados Unidos, que está muy relacionado con el fenómeno de la autopublicación y que en líneas generales está representada por jóvenes escritoras nacidas en los años 80: Morgan Matson (Connecticut, 1981), Samantha Young (Escocia, 1986) o Alice Kellen (Valencia, 1989), quienes dan una visión más contemporánea y juvenil al chick-lit de finales de los 90, cuyas novelas se alejan cada vez más de lo que en realidad caracterizaba a este subgénero y que era representativo de jóvenes escritoras nacidas en los 70: Emily Giffin (Baltimore, 1972) o Lauren Weisberger (Pensilvania, 1977).
El New Adult se define como un subgénero de la Literatura Juvenil Romántica protagonizado por estudiantes universitarios que, gracias a trabajos de clase, prácticas laborales que son obligatorias para terminar la carrera, etcétera empiezan a hacer pequeñas y tímidas incorporaciones al mundo laboral y donde ya nos encontramos con relaciones sexuales explícitas. En estas novelas agradecería una visión más realista del ambiente universitario y que se atreviesen a tratar experiencias como la Erasmus, la beca Leonardo da Vinci o el paro juvenil, eso sí alejándose de los tópicos. En ellas suele haber alguna que otra escena que nos hace ver que los personajes van a clase, estudian… pero no dejan de ser escenarios relativamente aislados y casi sin importancia dentro de la trama principal. Estoy deseando descubrir como refleja Alice Kellen la vida universitaria en Llévame a cualquier lugar, cuya novela está teniendo tal éxito que la editorial Plataforma Neo ya está preparando su segunda edición.

En mi entrada titulada 27 años y lectora de juvenil ya reivindiqué que quería ver más presencia de personajes de veintitantos en la Literatura contemporánea y lo volví a hacer hace dos o tres semanas en Twitter donde tuve al respecto de esto una larga e interesante conversación con Lisa, administradora del blog Fantasy world especializado en Literatura romántica. Ésta surgió a raíz de un tuit en el que Lisa anunciaba que había reseñado Calle Jamaica de Samantha Young, la cual parece que refleja una realidad que está bastante olvidada por escritores y editores como es la representada por los jóvenes entre los 25 y los 32 años aproximadamente y que, sin embargo, he visto más o menos reflejada en algunos fanfictions AU de la saga Harry Potter como Londres (http://www.potterfics.com/historias/44045) o Volver a empezar (http://www.potterfics.com/historias/57096). 

4 comentarios:

  1. Según lo que dices del 'Young Adult', el término 'New Adult' no tendría ningún sentido pero es que creo que es erróneo. Llevo muchísimos años leyendo blogs en inglés, así que puedo asegurarte que el término 'Young Adult' o 'YA' no es para nada reciente, es más, se usa desde antes de que se extendiese el término 'literatura juvenil' en España, ya que aquí todo se catalogaba hasta hace pocos años como 'infantil'.

    El YA es un equivalente al juvenil español: adolescentes románticos sin nada de hormonas, básicamente.

    Y por esto ahora se está extendiendo el término New Adult: porque al fin se están empezando a publicar libros juveniles pero con referencias sexuales. Este género por lo tanto es una mezcla entre el YA y la romántica adulta.

    Y la edad de los protagonistas en New Adult no tiene que estar tan encasillada en "universitarios". El primer ejemplo que se me ocurre de este género en el que los protagonistas son estudiantes de instituto es la saga "Los chicos Vincent" de Abbi Glines, ya publicada en español.

    Un besito ♥

    ResponderEliminar
  2. @Sandy! ¡Bienvenida al blog y muchas gracias por comentar! Creo que ha habido un malentendido, ya sea porque no he sabido explicarme y/o que al leer hayas entendido otra cosa. Para mí la expresión "New Adult" es la reciente, no "Young Adult" que sé que existe desde hace tiempo pero me refería como algo novedoso la aparición de ciertas escenas sexuales veladas (también me baso en definiciones que he leído en diferentes blogs como el de "Juvenil Romántica). Puede que en los países anglosajones la diferencia sea más clara y yo tampoco soy una experta en Literatura. Sólo he escrito desde mi experiencia lectora. No sé cuando empezó a usare la expresión "Literatura Juvenil" en España pero creo que ya existía a finales de los 90 cuando surgió la colección "Alerta Roja" de Literatura SM que recogía novelas algo más maduras e innovadoras que las que ya había en "Gran Angular" coincidiendo con mis primeros pasos en la Literatura Juvenil. Me gusta debatir y que me hagan las cosas desde otra perspectiva algo diferente a la que yo pueda tener. Buenas noches, Elena Velarde.

    ResponderEliminar
  3. Creo que nos estamos "pasando" con las divisiones en la literatura. Cuando yo era peque e iba a la biblioteca (también la biblio de mi pueblo era muy pequeña). Sólo había 3 secciones:
    *Menores de 13.
    *Mayores de 13.
    *Libros de consulta (enciclopedias y demás).

    Y creo que no estaba tan mal por aquel entonces. Yo elegía los libros según la sinopsis, la portada, tamaño, y demás aspectos. Sin necesidad de tantas etiquetas.

    Recuerdo que cuando tenía 11 años iba a la sección de mayores de 13, y ahi fue cuando descubrí a Julio Verne, Dickens...a la vez que leía libros como Los cinco, o Harry Potter.

    Pero sí que veo necesario avisar del contenido sexual o violento de algunos libros. Teniendo yo 13 años, recuerdo que mi padre me compró un libro que llevaba muy buenas críticas en la contraportada. Recuerdo perfectamente sus palabras "Lee esto, que es adulto y aprendarás cosas, no como toda esa basura de fantasía que lees".

    Cabe destacar, que mi padre no lee. Cabe destacar, que alucinó cuando le dije que el libro me había, literalmente, traumatizado, por la cantidad de palabrotas, violencia, y sexo (infidelidades y demás) que contenía.

    Esa fue la única vez que pensé "estaría bien que hubiera una separación"
    Pero por regla general no suelo pensarlo.

    ResponderEliminar
  4. @Raquel La verdad es que tanta subdivisión en todas las disciplinas confunde mucho y más aún en la Literatura cuando en realidad apenas hay diferencias. Si lo pensamos fríamente, todas estas subdivisiones son de origen estadounidense que se caracteriza por tener una sociedad excesivamente especializada y competitiva. Un cordial saludo, Elena Velarde.

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.