26 may. 2014

“La escriba” (Antonio Garrido)

(Leído en mayo de 2014)
Hay errores históricos en el diseño de la portada, ya que la arquitectura que se observa de fondo es bastante anacrónica al ser de estilo gótico (siglos XII – XV) y al desarrollarse la novela en el siglo VIII. La cubierta no me resulta atractiva y me parece algo tenebrosa. (Fuente: Elaboración propia).
Hoy reseño la primera novela histórica adulta ambientada en la Edad Media que he leído y que me compré a finales del pasado de mes de enero en la librería Beta de República Argentina (Sevilla) por simple curiosidad. Su autor es Antonio Garrido (Linares, 1963) quien en la actualidad reside en Valencia donde es profesor universitario. La novela se titula La escriba y Ediciones B la publicó en edición de bolsillo en abril de 2011 con un precio de 10 euros siendo editada por la editora Lucía Luengo.
En líneas generales me ha gustado el estilo del autor. La novela tiene dos puntos fuertes: está muy bien ambientada y documentada, y trata de una manera muy didáctica todo lo relacionado con la escritura, los scriptoria y los códices. Me gusta mucho la Paleografía y la Codicología y he disfrutado leyendo esas pinceladas que al respecto da Antonio Garrido a lo largo de la novela. Sin embargo, la edición no me ha convencido mucho debido a la escasez de márgenes y al tamaño de la letra aunque apenas he encontrado erratas que reseñar salvo tres bastante significativas en el mapa que introduce la novela.
La escriba tiene 576 páginas y está dividida en seis partes correspondientes a los meses de noviembre, diciembre, enero, febrero, marzo y abril. Los meses están divididos a su vez en capítulos siendo éstos en total 32 más un epílogo de dos páginas que no me ha convencido y un anexo de cinco páginas donde el autor se justifica brevemente al respecto de la novela. Creo que el anexo sobra y que se podía haber sustituido por una página de escuetos agradecimientos.
Antonio Garrido ha sido bastante respetuoso con el lenguaje y la mentalidad de la época aunque se ha permitido ciertas licencias bastantes anacrónicas y que a mí no me han gustado. Estos anacronismos se ven reflejados en ciertos aspectos de la personalidad de Theresa, en el concepto de amor romántico y de amor a primera vista que no son propios de la época al igual que los conceptos de higiene e intimidad, todos ellos inconcebibles en la Edad Media europea, ya que son fruto de la Revolución Francesa (1789 – 1814) y del movimiento romántico.
Hay dos escenarios principales en la novela: Würzburg y Fulda, ambas localizaciones se encuentran en la actualidad en territorio alemán pero en el año 799 pertenecían al Imperio carolingio. También se citan muchas otras localidades como Constantinopla, Aquis-Granum, Roma, Pavía, Rávena o Padua. Dichos escenarios están descritos tal y como eran a finales del siglo VIII. En la novela se mencionan a personajes históricos como fray Alcuino de York, la emperatriz Irene de Bizancio o Carlomagno…

Valoración “La escriba” (Antonio Garrido):

7/10

19 may. 2014

Excavaciones arqueológicas en las novelas

Hace un par de semanas que he vuelto a excavar después de casi tres años. Por un lado, me estoy dando cuenta de que nunca me ha dejado de gustar lo que se conoce como "Arqueología de campo" y, por otro lado, que me he estado engañando a mí misma diciéndome e intentando convencerme de que mi vocación y mi sueño de la infancia por la Arqueología ya estaba perdido y que ya no merecía la pena luchar por él y que era mejor tirar la toalla. 

Pues tras esta confesión que introduce la entrada de hoy, os voy a recomendar (haciendo caso a la idea que he tenido esta mañana excavando) las reseñas de tres novelas que he leído donde se refleja de una manera bastante realista lo que es una excavación arqueológica aunque sea sólo con algunas pinceladas:

1. Cita con el pasado (Nora Roberts): Novela protagonizada por una arqueóloga veinteañera que dirige la excavación arqueológica de un poblado y una necrópolis del Neolítico en los alrededores de una pequeña ciudad del interior de los Estados Unidos. Reseña: http://pinceladasdeliteratura.blogspot.com.es/2012/09/cita-con-el-pasado-nora-roberts_21.html. (Publicada el 21 de septiembre de 2012).

2. El estigma del arrecife (Nora Roberts): Novela protagonizada por una arqueóloga americana de veintitantos años que excava los restos de un navío español que naufragó en aguas del Caribe en la Edad Moderna (siglos XVI - XVIII). Reseña: http://pinceladasdeliteratura.blogspot.com.es/2013/02/el-estigma-del-arrecife-nora-roberts.html. (Publicada el 8 de febrero de 2013).

3. Nadie lo conoce (Mari Jungstedt): La primera víctima de la novela es una estudiante neerlandesa de Arqueología de 21 años que está haciendo unas prácticas de campo en un yacimiento vikingo de la costa oeste de Gotland (Suecia) durante sus vacaciones estivales. Reseña: http://pinceladasdeliteratura.blogspot.com.es/2013/09/nadie-lo-conoce-mari-jungstedt.html. (Publicada el 6 de septiembre de 2013).

Si queréis conocer un poquito más sobre el trabajo que se realiza en una excavación arqueológica, aquí os dejo el enlace a una entrada gráfica y amena que trata el tema: http://pinceladasdeliteratura.blogspot.com.es/2013/02/pinceladas-de-metodologia-de-excavacion.html. (Publicada el 22 de febrero de 2013).

12 may. 2014

“Calor helado” (Richard Castle)

(Leído entre abril y mayo de 2014)
(Fuente: Elaboración propia).
Ya he comentado más de una vez que me gustan mucho las series de televisión de temática policíaca con especial predilección a día de hoy por NCIS Los Ángeles, Castle, Blue Bloods: Familia de policías (siento simpatía por el agente de policía y también abogado Jamie Reagan) y Hawai 5.0. También sois conocedores que desde que me enteré gracias al blog Bitácora de (mis) lecturas de que las novelas ficticias de Richard Castle habían traspasado la pequeña pantalla las he buscado en edición de bolsillo en las librerías y leído reseñando hoy el cuarto libro de la saga.
Mientras lees Ola de calor, Calor desnudo, Aumenta el calor y/o Calor helado es muy difícil no tener la sensación de que estás viendo otro capítulo más de la serie de televisión Castle, la cual me resulta más interesante que los libros. Es casi imposible no asociar a la detective de Homicidios de la 20 Nikki Heat de la novela con la inspectora de Homicidios de la 12 Kate (Catherine) Beckett de la serie y al periodista y escritor de novela romántica Jameson Rook con el escritor de novelas policíacas Richard Castle, ya que la forma de ser, pensar, actuar… es idéntica a la de sus homólogos de la serie de televisión. Esta cuarta novela se interrelaciona aún más con una de las principales tramas de la serie que es la investigación del asesinato de la madre de Kate Beckett en 1999 que fue la razón por la que una joven Beckett de 19 años abandonó la carrera de Derecho aunque en el libro se trata del homicidio de Cynthia Heat, madre de Nikki Heat. Ha sido interesante leer el pasado oculto de Cynthia Heat y como Nikki Heat se enfrenta a toda esa historia pero la homónima trama de la serie la supera con creces.
La historia se desarrolla en una de las muchas comisarías de la policía que hay en Manhattan pero también recorremos sus calles, avenidas, plazas, parques y estaciones de metro. Durante algunos capítulos la historia se desarrolla en París. Se citan otros lugares como Venecia, Croacia, Londres, Boston o Long Island City por poner algunos ejemplos.
La historia está escrita en tercera persona desde el punto de vista de Nikki Heat. Se nos narra muy bien lo que debe ser el trabajo de una inspectora de Homicidios que combina las herramientas tradicionales y con las nuevas tecnologías (MacBook, iPhone, iPad, Dropbox…), que es una de las cosas que más me gustan de las novelas de Castle. Sin embargo, lo que menos gusta de estos libros es que abusan muchísimo de las referencias a marcas comerciales, películas, canciones, novelas… cuando la mayoría de ellas se podría evitar y suprimir.
El título original de Calor helado es Frozen Heat y los derechos de autor pertenecen a ABC Studios. Ha sido traducida en 2013 por Laura Vidal. Ha sido publicada por la editorial Santillana en enero de 2014 en su edición de bolsillo (Punto de lectura). Consta de 20 capítulos largos. Tiene 476 páginas contando con las cuatro dedicadas a los agradecimientos.

Valoración “Calor helado” (Richard Castle):
6,5/10
Otra reseña interesante de Calor helado:

5 may. 2014

“La Princesa Tarakanova” (G. P. Danilevsky)

(Leído en abril de 2014)
Portada de la preciosa edición de la editorial asturiana dÉpoca y cuyo interior nos sorprende con un marcapáginas y una pequeña lámina que reproducen este cuadro lleno de erotismo y sensualidad que representa el fallecimiento de la Princesa Tarakanova debido a la tisis en diciembre de 1775 y que se pintó en 1867. (Fuente: Elaboración propia).
Hoy reseño un clásico de la literatura rusa del siglo XIX, de la que he sido una gran lectora durante muchos años y que había abandonado hacía un tiempo. Echaba de menos leer a los rusos y algunos autores que he leído de esta nacionalidad son: Turguéniev, Pushkin, Tolstói, Dostoievski o Chéjov. También he leído la recopilación de cuentos populares rusos que en su día hizo Afanásiev.
No conocía a Grigori Petrovich Danilevsky (1829 – 1890) pero no es el primer autor ruso del siglo XIX que escribe una novela corta basándose en algún acontecimiento de la rica y atractiva Historia del Imperio Ruso. Ya lo hizo Pushkin en La hija del capitán o Iván Turguéniev en su novela En vísperas al narrar a través de una historia de amor con final trágico la independencia de Bulgaria del Imperio turco y que a mí me emocionó especialmente. Recomiendo la lectura de las dos novelas citadas en este párrafo pero también de la que en esta entrada reseño y de la que encontraréis más información en el siguiente enlace: http://www.depoca.es/novedades_princesa_tarakanova.html.
La Princesa Tarakanova es la primera novela que editó y publicó la editorial dÉpoca. Lo hizo en 2011 en su colección Tesoros de época.  La novela ha sido traducida del ruso al español por Boyan Marcoff. La traducción ha sido revisada y corregida por Eva Mª González Pardo. Es una edición en tapas duras con sobrecubierta, está muy cuidada y es preciosa. Tiene 250 páginas (dos de ellas dedicadas a la introducción y 25 al Postfacio entre el texto y los retratos de los distintos personajes históricos y que me han recordado porque le tengo tanta manía al siglo XVIII, con esta afirmación me refiero a los retratos con las vestimentas y peinados que reflejan la época) y 36 capítulos cortos aunque de extensión variable divididos en dos partes. Cuesta 17,90 euros y en Sevilla podéis encargarlas en las librerías Beta de la calle Sierpes o Palas (Asunción, 51).
La novela narra un episodio muy desconocido de la Historia de Rusia y que yo ignoraba. He disfrutado muchísimo leyendo las desgracias de la Princesa Tarakanova tanto en la parte novelística contada por Danilevsky como la histórica que encontramos en el Postfacio. Me parece bastante verosímil que la joven protagonista de la novela hubiese sido en la realidad de sangre azul y la hija natural de la emperatriz Isabel I de Rusia y no impostora como quisieron hacer creer en su momento sus detractores y que es la versión que ha llegado hasta nuestros días. Es verdad que para ser tan corta se citan a muchas personas distintas y bastantes lugares diferentes como, por ejemplo: Estambul, Moscú, San Petersburgo, Kiev, París, Berlín, Pisa, Bolonia o Venecia.
La Princesa Tarakanova es una novela para leer con tranquilidad (aunque es tan breve, que cuando te quieres dar cuenta, ya te las has terminado) y disfrutar de cada una de las palabras que las componen, sobre todo, si sois como yo de los que os encanta leer nombres, patronímicos y apellidos rusos. A mí lo que más me ha gustado del libro son cómo los editores de dÉpoca han destacado las letras capitales con las que inician cada capítulo de la novela  y la manera escueta y clara con la que Danilevsky nos narra la desgraciada historia de la Princesa Tarakanova, enferma de tuberculosis. Es una pena que me haya encontrado alguna que otra errata pero escasas y casi imperceptibles.


Valoración “La Princesa Tarakonova” (G. P. Danilevsky):
10/10

Otra reseña interesante de La Princesa Tarakanova: