22 jul. 2015

"Doce años y un instante" (Anna Casanovas)

(Leído en julio de 2015)
La portada derrocha erotismo y sensualidad. El corsé puede confundir al lector potencial, quien puede creer que se encuentra ante una novela histórica ambientada en el siglo XIX o a principios del siglo XX. Sin embargo, estamos ante una novela ambientada en la actualidad donde el corsé es una prenda interior que significa mucho para Cecilia, la protagonista, convirtiendo a este elemento en un aspecto innovador que se aleja de los tópicos. (Fuente: Elaboración propia).
Doce años y un instante es una novela romántica adulta contemporánea escrita por Anna Casanovas (Calella, Barcelona, 1975) y que Ediciones B publicó en su sello Vergara el 5 de junio de 2013 (y sí, es una novela perfecta para leer en la playa escuchando como rompen las olas en la orilla, ya que entretiene y te relaja). Se trata de una edición denominada rústica con solapas y cuesta 15 euros. Tiene 328 páginas y 26 capítulos que son introducidos por fragmentos de canciones (debido a mi pésima cultura musical sólo he reconocido a Nino Bravo, Luz Casal, Alejandro Sanz, Amaral, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Antonio Flores, Carlos Gardel, Duncan Dhu, Elvis Presley, Alaska, Jarabe de Palo, The Beatles, Raphael, Mecano y Bonnie Tyler) más un Prólogo de once páginas escrito en tercera persona y tres epílogos de doce páginas en total (uno escrito en tercera persona y de cuatro páginas, un segundo en primera persona desde el punto de vista de Sebastián y de dos páginas, y un tercero también en primera persona pero esta vez desde el punto de vista de Cecilia y de seis páginas).
Doce años y un instante es una novela romántica que innova bastante al tener la mayoría de los capítulos escritos en tercera persona con un narrador externo que se va alternando entre los puntos de vista de Sebastián y de Cecilia. En algunos momentos, abandona a éstos para centrarse en otros dos personajes secundarios: Pedro Cano y Teresa. También nos encontramos con unos pocos capítulos escritos en primera persona donde se alterna el punto de vista de los protagonistas al indicar SEBASTIÁN o CECILIA, teniendo él uno más que ella, y en algunos de ellos nos encontramos con acotaciones que le hacen ganar en originalidad a la novela. Destaco los dos primeros capítulos porque son introductorios y resumen los doce años que los protagonistas han estado sin verse: en el de SEBASTIÁN observamos como ese joven de 21 años que compaginaba tres trabajos se convierte tras años en la Marina en capitán mientras que en el de CECILIA vemos como esa adolescente que acaba de cumplir los 18 llega a los 30 convertida en bióloga marina tras estudiar la carrera de Biología en la Complutense de Madrid. Aquí me he vuelto a encontrar con las incoherencias de la edad de Gabriela y las escenas que son paralelas con las que vemos en Saltar al vacío, lo que es una pena en una novela que he disfrutado leyendo mucho más que su continuación.
Los personajes y las situaciones son realistas, cercanos y creíbles. Desde mi punto de vista, Cecilia y Sebastián son personajes bien construidos aunque Anna Casanovas se haya centrado más en sus sentimientos que en su personalidad. Agradezco a la autora la escasísima descripción física que hace de sus personajes porque no me hubiese gustado encontrarme con los prototipos que tanto abundan en la novela romántica, es decir, el de la chica de medidas perfectas y el del chico con unos abdominales tan tableta de chocolate que parecen artificiales. Por último, Sebastián Nualart es el mejor protagonista adulto con el que me he encontrado en la poca novela romántica adulta contemporánea que he leído hasta el momento, por lo que me alegro mucho que Anna Casanovas le dé tanta importancia a los hombres en sus novelas y a los personajes redondos e imperfectos.
Doce años y un instante se desarrolla en Cádiz aunque determinadas escenas tienen lugar en Chile, el Puerto de Santa María y Barcelona. En un momento dado le preguntan a Cecilia que dónde vive y ella responde que “En Santa María”, supongo que Anna Casanovas y su editora quisieron decir: “En el Puerto de Santa María” o a lo mejor quisieron nombrar alguna de las varias playas que tiene esta ciudad: Valdelagrana, Vistahermosa, La Puntilla…

Valoración “Doce años y un instante” (Anna Casanovas):
9,5/10

Otras reseñas interesantes de Doce años y un instante:
-          http://aeternamdea.blogspot.com.es/2013/07/resena-doce-anos-y-un-instante-de-anna.html (Publicada el 10 de julio de 2013)
-          http://un-lugar-magico.blogspot.com.es/2013/07/resena-doce-anos-y-un-instante.html?spref=fb (Publicada el 10 de julio de 2013)
-          http://www.traslalluvialiteraria.com/2013/07/doce-anos-y-un-instante-de-anna.html (Publicada el 26 de julio de 2013)

2 comentarios:

  1. Hola! soy nueva por tu blog! te sigo! ^^ esta autora me encanta! desde que leí Nadie como tu, se ha convertido en una de mis favoritas españolas del ámbito Romántico erótico! ^
    Nos vamos leyendo! :D
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. @Skar28 ¡Bienvenida al blog y muchas gracias por comentar! Un saludo, Elena Velarde.

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.