6 sept. 2015

“Cruzando los límites” (María Martínez)

(Leído en julio de 2015)
Reconozco que con esta novela New Adult me ha pasado algo parecido a lo que me sucedió hace unos meses con Llévame a cualquier lugar de Alice Kellen. Esta vez el título sí me llamó la atención pero las primeras noticias que tuve sobre ella y su sinopsis me echaron un poco para atrás. Sin embargo, la portada sí me pareció lo suficientemente atractiva como para darle una oportunidad, a lo que también ayudaron que tanto Alice Kellen como Eva Rubio y Victoria Vílchez compartiesen la noticia de la portada y la fecha de publicación en sus muros personales de Facebook dándome así la oportunidad de conocer a María Martínez. (Fuente: Elaboración propia).
Cruzando los límites es la cuarta novela escrita por María Martínez y con la que debuta en el New Adult. Ediciones Urano la ha publicado en España gracias a la colección Fresh! del sello Titania el 1 de junio de 2015, en Colombia el 10 de agosto de 2015 y en Chile la última semana de agosto de 2015. Se trata de una edición denominada rústica con solapas que cuesta 16,50 euros mientras que el e-book tiene un precio de 5,99 euros. Tiene 416 páginas y 49 capítulos de extensión variable más un prólogo de dos páginas.
Cruzando los límites cumple con muchos de los requisitos propios de la Literatura Juvenil. Los personajes principales (Caleb, Savannah, Tyler, Cassie, Brian, Matt, Kim, Jace y Brenda) tienen entre 18 y 21 años. La historia está contada en tercera persona alternando los puntos de vista de Caleb y Savannah aunque también de vez en cuando aparecen el de otros personajes secundarios como Tyler, Cassie, Brian o Brenda enriqueciendo la trama. Se usa un lenguaje bastante coloquial y no hay presencia de abreviaturas ni de lenguaje sms, a pesar de que los mensajes de móvil aparecen de manera aislada y hubiese sido interesante trasladar los típicos bocadillos de una conversación de whatsapp a la edición de la novela, ya que creo que hubiese podido hacerla un pelín más atractiva. Apenas he encontrado erratas aunque pienso que deberían cuidar un poco ciertos inicios de capítulos dónde faltan guiones, comillas y signos iniciales de interrogación y exclamación.
María Martínez y su editora en Titania, Esther Sanz, incluyen Cruzando los límites dentro del New Adult porque en sus páginas encontramos muchas características propias de esta etiqueta comercial de origen estadounidense a pesar de no desarrollarse en un ambiente universitario como las novelas de Victoria Vílchez o Alice Kellen (sus novelas son New Adult aunque muchas blogueras que han reseñado a las tres autoras se empeñen en destacar que la primera novela de temática New Adult escrita por una autora nacional sea la que hoy reseño, lo siento, pero esa apreciación no puedo compartirla y tampoco me parecen muy sinceras dichas reseñas). La novela es realista, cercana, entretenida y fresca. La trama es compleja en el sentido de que trata muchos temas bastante espinosos (accidentes de tráfico, drogas, malos tratos, carreras ilegales…), los cuales están muy bien hilados, y los valores (como, por ejemplo, la amistad y la familia) tienen un peso muy importante. Me ha sorprendido muchísimo el estilo de María Martínez al alternar en Cruzando los límites elementos propios del subgénero romántico (del cual no me considero una lectora habitual) y de la novela negra abriendo puertas a que también podrían escribirse novelas policíacas dentro del New Adult si se buscan protagonistas que sean estudiantes de Derecho, Criminología, Periodismo e incluso Arqueología (yo disfrutaría mucho leyendo este tipo de historias, ya que los protagonistas más jóvenes que me he encontrado en esas novelas tienen 34 – 35 años y casi ninguna de ellas te cuentan sus inicios profesionales, sino sus primeros éxitos).
Cuando empiezas a leer Cruzando los límites, el lector tiene la sensación de que se adentra en una novela más del tipo Tre metri sopra il cielo (A tres metros sobre el cielo) de Federico Moccia. Sin embargo, María Martínez es capaz de jugar con las apariencias de sus personajes, los tópicos de este tipo de tramas y sus respectivos clichés y les da una vuelta de tuerca. Sus personajes son complejos, redondos y están bien construidos. He disfrutado mucho leyendo como evoluciona la relación entre Savannah y Caleb, ya que es de las más realistas, cercanas y creíbles que he leído en una novela romántica (haciendo referencia al título de la novela me he divertido leyendo como Caleb cruzaba sus propios límites para llamar la atención de Savannah y que él esté desconcertado por no saber porqué actúa así por una chica pija y de buena familia). Me han gustado mucho ambos y me he identificado con los dos sorprendiéndome el carácter de Savannah y lo pasionales, cabezotas e impulsivos que son tanto Caleb como ella.
A mediados de junio María Martínez anunció en sus redes sociales y en su blog que escribiría la segunda parte de Cruzando los límites, la cual no tenían prevista ni la propia autora que había escrito una novela autoconclusiva ni su editora, y el 1 de agosto informó de que el título sería Rompiendo las reglas. Esta nueva novela New Adult estará protagonizada por los mejores amigos de Caleb y Savannah, es decir, Tyler y Cassie, la cual se deja entrever en la novela que hoy reseño. No me gustaría leer muchas escenas repetidas y me encantaría que no hubiese ninguna. No conozco muy bien el ritmo de escritura de María Martínez ni el calendario editorial que puedan tener en Titania pero siendo realista yo no creo que esta segunda parte se publique antes del verano u otoño de 2016 aunque apuesto más por el año 2017. (Fuente: https://www.facebook.com/mariamartinez001/photos_all).
Cruzando los límites tiene bastantes pinceladas de la típica novela juvenil americana pero reinterpretada por una española, lo que le da a la novela en sí una personalidad bastante atractiva. Entre las pocas referencias culturales que nos encontramos en sus páginas podemos mencionar la Universidades de Columbia y Standford, Channel nº 5, Barbie y Ken, Peter Pan, Polly Pocket, Gossip Girl, Sylvester Stallone, Freud, Step Up, Neanderthal, Terminator, MP 4, Taylor Swift, Jonas Brothers, la Biblia, el FBI, la CIA o el iPhone 5.
Cruzando los límites se desarrolla durante el verano de 2013 (de junio a agosto) en la localidad costera de Port Pleasant en el estado de Carolina del Norte menos el último capítulo que tiene lugar en San Francisco a finales de noviembre de 2014. También se mencionan Santa Fe, Las Vegas, Vancouver, Carolina del Sur, Boston, Chicago, Seattle, Colorado y Alberta.

Valoración “Cruzando los límites” (María Martínez):
9,85/10

Otras reseñas interesantes de Cruzando los límites:
-          http://lagataeneldesvan.blogspot.com.es/2015/05/resena-cruzando-los-limites.html (Publicada el 29 de mayo de 2015)
-          http://aeternamdea.blogspot.com.es/2015/06/resena-cruzando-los-limites.html (Publicada el 15 de junio de 2015)

3 comentarios:

  1. Hola soy nueva por el blog y te sigo! ^^ Tengo muchas ganas de leer esta novela :) las cosas que he leído de ella son maravillosas y por lo que cuentas también! Saludos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Elena!
    Muchísimas gracias por una reseña maravillosa. Es completa, objetiva y muy sincera, y es de agradecer; además de positiva. :)
    Un abrazo muy fuerte,
    María

    ResponderEliminar
  3. @Skar28 ¡Bienvenida al blog! Espero que disfrutes con la lectura de "Cruzando los límites". Un saludo, Elena Velarde.

    @María Martínez ¡Bienvenida al blog! Muchísimas gracias a ti por comentarla. Un fuerte abrazo, Elena Velarde.

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.