18 sept. 2015

“Un juego peligroso” (Mari Jungstedt)

(Leído entre julio y agosto de 2015)

(Fuente: Elaboración propia).
Un juego peligroso es la octava novela policíaca de Mari Jungstedt (Estocolmo, 1962) y está protagonizada por el comisario Anders Knutas, la subcomisaria Karin Jacobsson y el periodista Johan Berg. Se publicó en Suecia en 2010 y en España Maeva Ediciones la publicó el lunes 13 de abril de 2015. Tiene 336 páginas y cuesta 19 euros. La novela ha sido traducida al español por Carlos del Valle.
Su trama, es junto a la de Doble silencio, una de las que me ha parecido más interesante y atractiva de toda la saga de Gotland. También es de las novelas que he leído hasta el momento la que mejor retrata el mundo de la moda (El diablo viste de Prada de Lauren Weisberger y Tras la pasarela de Candace Bushnell). He disfrutado mucho leyendo lo que hay tras bambalinas en una pasarela o en una sesión fotográfica desde el punto de vista de una modelo y de las breves pinceladas que se dan del trabajo en una importante agencia de modelos o en la redacción de una de las principales revistas de moda de Suecia.
Un tema bastante espinoso que Mari Jungstedt trata con mucho respeto es el de los trastornos alimenticios. Se centra, sobre todo, en la anorexia y en la presión que se ejerce desde las distintas profesiones de la moda de que una modelo no puede superar la talla 36 y que si tiene la 38, ya piensan que está gorda. Es una versión muy tópica pero también es muy desconocida. La situación que narra la novela es una herencia de las top models de los 90 y su extrema delgadez.
En Un juego peligroso no nos encontramos los característicos encabezamientos con el día de la semana y la fecha (día/mes). Sin embargo, sus capítulos siguen siendo breves aunque de extensión variable. Las novelas de Mari Jungstedt son cortas y entretenidas. He encontrado erratas, presencia de laísmos y algunas incoherencias.
La resolución del crimen me ha parecido más o menos convincente aunque esta vez Mari Jungstedt no ha logrado que sospeche de más de uno de los personajes que aparecen. En cuanto vi por donde iba la trama, intuí quién podría ser el asesino y que podría ser lo que lo empujó a cometer tales crímenes. Sin embargo, tengo la sensación de que el final se ha quedado bastante abierto.
En Un juego peligroso Mari Jungstedt refleja a través de varias pinceladas durante una importante parte de la trama como se celebra la Navidad en Suecia: cenas y fiestas de Navidad en las empresas, cena familiar en Nochebuena, fiestas en las discotecas la noche de Navidad y cenas con amigos en Nochevieja con fuegos artificiales para darle la bienvenida al Año Nuevo. No se olvida de citar la típica decoración navideña ni la gastronomía propia de esas fiestas (galletas de jengibre, glögg…) ni la festividad de Santa Lucía.
Entre las referencias culturales que nos encontramos en Un juego peligroso están: Albert Einstein, Martin Luther King, Grace Kelly, Charlie Chaplin, Nelson Mandela, Madonna, Toulouse-Lautrec, la revista Vogue Italia, Kate Moss, Greenpeace, el champán Dom Perignon, las Converse, Oprah Winfrey, el modisto Valentino, Woody Allen, White Christmas, Victoria’s Secret, Yves Saint Laurent, Hermès, la casa Balmain, Colgate, Diane von Fürstenberg, el Pato Donald, DKNY o la serie de televisión Mujeres desesperadas. Como curiosidad Mari Jungstedt cita el título de su primera novela policíaca Nadie lo ha visto en la página 163.
Un juego peligroso se desarrolla en la isla de Gotland y en Estocolmo entre principios de noviembre de 2008 y el 1 de enero de 2009, con varios capítulos centrados en la Nochebuena, el día de Navidad y la Nochevieja de 2008 aunque la acción de las primeras páginas ocurre en Milán. También se mencionan Cabo Verde, París, Nueva York, Sevilla, San Sebastián, Finlandia, Cannes, Hollywood, Skövde, Lund, las Bahamas, Múnich, Naxos (Grecia), Chile, Eritrea, Pakistán, Irán, Afganistán, Tailandia o Gotemburgo, entre otros lugares.

Valoración “Un juego peligroso” (Mari Jungstedt):
9,3/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.