11 oct. 2015

"Querido Word" (Cristina González)

(Leído en agosto de 2015)

(Fuente: Elaboración propia).
Querido Word es una novela romántica adulta que se enmarca dentro del chick-lit. La ha escrito Cristina González (Madrid, 1992), estudiante aún del Grado en Medicina, quien la autopublicó en Amazon en 2013. Debido al éxito que cosechó, la editorial Suma de Letras decidió publicarla el 2 de julio de 2015 en su nueva colección BetaCoqueta  dirigida por la escritora y editora Elisabet Benavent, quien ha escrito un prólogo innecesario (y para mí bastante molesto) de cuatro páginas. Se trata de una edición en tapas blandas con solapas que cuesta 16,90 euros. Tiene 304 páginas y 38 capítulos de extensión variable divididos en 18 partes.
Querido Word cumple con algunos de los requisitos de la típica chick-lit americana pero tiene muchos fallos en la ambientación supuestamente estadounidense de la novela. En Estados Unidos lo normal es que los jóvenes dejen el hogar familiar y se independicen con 18 – 19 años cuando empiezan la Universidad. Sin embargo, en esta novela la autora nos hace ver que los personajes aún siguen viviendo con sus padres a edades bastante tardías como son los 27 y los 30 años. No hay quien se crea que siendo la protagonista universitaria y estadounidense nunca haya trabajado y que apenas haya pasado por una lavandería teniendo ya 27 añazos. Otro fallo bastante importante es que la pareja protagonista trabaja en Microsoft y le permitan tener móviles de la competencia (BlackBerry e iPhone 5) cuando en el 2013 ya existía el Windows Phone y cuando la competencia en el mundo laboral estadounidense es tan feroz que a los trabajadores de Microsoft, Apple, Google… no se les permite tener productos de la competencia, ni siquiera para uso personal y/o familiar (en Europa la situación es bastante diferente y mucho más relajada en ese sentido).
La trama es sencilla pero las escenas que narra no hay quien se las crea. Es verdad que en la ficción suelen darse situaciones que son un poco difíciles de trasladar a la vida real pero suelen resultar creíbles. Es preferible ver una comedia romántica que no sea muy allá y llena de clichés que dedicar tiempo a leer Querido Word. La protagonista me ha parecido insoportable desde la primera palabra hasta la última, que más parece una chiquilla de 12 – 13 años que una joven de 27, y que se caracteriza por ser una malhablada e insultar a casi todas las personas que se cruzan en su vida, de ahí que ese estilo de “tú a tú” que tiene Kate en Querido Word no me haya gustado nada.
La lectura de Querido Word me ha llevado a varias reflexiones bastante interesantes. Pensaba que esa tendencia a publicar lo que tenía cierto éxito a nivel de autopublicación en Amazon o Wattpad a pesar de su escasa calidad literaria sólo se daba en el mundo editorial anglosajón (Cincuenta sombras de Grey de E. L. James, Calle Dublín de Samantha Young, After de Anna Todd…) pero también ha llegado a España. No quiero pensar que no son buenas profesionales las personas que han corregido, editado… Querido Word pero sus llamativos errores de ambientación me hacen creer lo contrario (a lo citado con anterioridad habría que añadir que en Estados Unidos no está bien visto que nadie alargue tanto su jornada laboral y se quede en la oficina más allá de las 5 – 6 de la tarde, que en San Francisco sólo hay tres horas menos que en Nueva York o Boston, o que no es normal que la hora de salida de un vuelo nacional o continental sea la 1 de la madrugada). Por último, me ha hecho desconfiar aún más de aquellas blogueras literarias que sólo reseñan novela romántica, que suelen adular a editoriales y autores, que nunca ven los posibles fallos y erratas que pueda haber (en Querido Word hay lenguaje vulgar, repetición de palabras y expresiones, unas cuantas erratas y presencia de laísmos) y que nunca publican una reseña negativa o regularcilla.
Querido Word se desarrolla en el año 2013 en Boston. Algunos capítulos tienen lugar en Nueva York y San Francisco.

Valoración “Querido Word” (Cristina González):
1,5/10

Otras reseñas interesantes de Querido Word:
-          http://laestanteriadehelena.blogspot.ro/2015/07/resena-querido-word-cristina-gonzalez.html (Publicada el 29 de julio de 2015)
-          http://noventaydoslibros.blogspot.com.es/2015/08/resena-querido-word-cristina-gonzalez.htmlhttp://noventaydoslibros.blogspot.com.es/2015/08/resena-querido-word-cristina-gonzalez.html (Publicada el 20 de agosto de 2015)

2 comentarios:

  1. ¡Hola, Elena!
    Llámame rara, pero yo nunca me leo los prólogos, creo que pueden arruinarte un poquito la historia.
    Sobre este libro, no sé si es porque el libro es así, o por la étapa de mi vida en la que estoy (leyendo sólo aburridos textos legales), pero me enganchó mucho. La temática era típica y se notaba mucho la mano de Elisabet Benavent, de hecho esta historia se parece demasiado a un hilo de una historia suya (Persiguiendo a Silvia), me extrañó que como editora publicara una historia que se asemeja tanto a una propia.

    Yo también comparto algunos de los fallos que señalas: como la ambientación americana (nada creible por las costumbres y el lenguaje tan "español")

    Igual pasa con lo de que los protas trabajen para Microsoft, pero toda su tecnología propia sea de la competencia, no es creible.

    Y sí, la chica parece más jóven de la edad que supuestamente tiene. Creo que habría sido mejor una etiqueta de 22 o 23 años.

    En general la narración es sencilla y repetitiva. No es la gran cosa, pero hace su función. La voz de la prota está (más o menos) bien conseguida, es creible, si bien habría sido más realista si ella tuviera menos edad. La ambientación estropea mucho la novela, para mí lo que más. Luego los secundarios no tienen peso, por no decir que son inexistentes. Todo se centra demasiado en la pareja protagonista. Y todo se enfoca demasiado en los sentimientos, en el deseo, y en lo extraño que es el chico (que aunque es un punto que hace que la novela se salga de lo habitual, también se tornaba bastante irreal; de hecho él tenía muchísimas carácteristicas autistas, y es lo que me hizo empatizar con el personaje masculino; pero en ningún punto se menciona que tenga asperger o autismo) De hecho, me parece que el personaje masculino está muy basado(en exceso) en Sheldon Coooper de la serie "BigBangTheory".

    El prota masculino es diferente a lo habitual y eso es bueno, igual que el final (SPOILER) donde la chica renuncia a una buena oportunidad por la vida que quiere. A mí no me parece un error preferir lo emocional a lo laboral, y ese es un estigma que actualmente se ve mucho en la literatura romántica (y también en otros géneros juveniles, como el manga/anime) donde la mujer siempre mira por su futuro laboral y lo prioriza, y ya, si eso, deja un poco de espacio para lo emocional.


    En fin, la novela no está mal para una tarde aburrida, aunque no sea la gran cosa en ningún aspecto. Creo que para mi perspectiva personal, lo que ha hecho que no me desagrade tanto como a ti, ha sido la empatía con el personaje masculino, el cual tenía muchos rasgos autistas (y eso me recordaba a mi hermano) y a que Sheldon es un personaje que me encanta.

    También creo que está bastante bien en general para ser una autora tan joven.

    Pero no sé si siendo objetiva le daría un aprobado a esta novela (si aparco el love hacia mi hermano y Sheldon, y el hecho de que fue una gran dosis de aire fresco despegarme de derecho). De hecho, es probable que yo también la suspendiera.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. @Raquel, muchas gracias por tu larguísimo comentario, que ya sabes que disfruto leyéndolos, y que esta vez se trata de un resumen de la conversación que tuvimos mientras yo lo leía. Un beso, Elena Velarde.

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.