25 may. 2017

“Decidiendo mi destino” (Abril Camino)

(Leído entre abril y mayo de 2017)
(Fuente: Elaboración propia).
Decidiendo mi destino es la décima novela que Abril Camino (La Coruña, 1980) autopublica y la segunda parte de la Saga Destino. Abril Camino la autopublicó en Amazon en e-book y edición en papel el pasado 23 de febrero de 2017 mientras que la primera parte (Viajando hacia mi destino) la autopublicó en ambos formatos el pasado 2 de febrero de 2017. La edición en papel tiene 388 páginas y 27 capítulos que alternan los puntos de vista de Diego y Lucía más un Epílogo de dieciséis páginas, y cuesta 13,74 euros. El e-book cuesta 2,99 euros.
Sobrecubierta de la edición en papel de Decidiendo mi destino de Abril Camino diseñada por Alexia Jorques. (Fuente: Abril Camino).
Decidiendo mi destino es una novela autopublicada que me ha sorprendido tanto o más que la primera parte de la Saga Destino por su calidad y porque he notado una mejoría en la escritura de Abril Camino quien muestra en esta novela un estilo más maduro. También es destacable lo bien corregida y editada que está, a pesar de que me he encontrado unas pocas erratillas que apenas son perceptibles. No hay incoherencias entre ambas partes de la Saga Destino y la evolución de los personajes es muy realista, al igual que también lo es el contexto en el que se desarrollan ambas novelas y las tramas y subtramas que en ambas se narran. En esta segunda parte es obligado mencionar Spotify y el WhatsApp si se quiere contextualizar bien la trama y se quieren citar los avances tecnológicos que son más cotidianos.
De esta novela que hoy reseño destaco, como ya hice con Viajando hacia mi destino, la buena construcción que ha hecho Abril Camino de los personajes tanto protagonistas como secundarios y de todos ellos destaco a Diego, Lucía, Leo y Jimena. Abril Camino se ha atrevido a relatar una historia de amor bastante atípica, que apenas se trata en la novela romántica y se ha centrado en narrarla desde un punto de vista cercano, realista y muy cotidiano. Algunos diálogos y algunas reflexiones tanto de Diego como Lucía me han hecho pensar mucho en ella y en lo que le quieren transmitir al lector de detalles, circunstancias y situaciones que son muy comunes en la vida real.
Entre las referencias culturales que nos encontramos a Decidiendo mi destino podemos citar: Victoria’s Secret, Pereza, el iPod, Skype, Amaral, la Erasmus, Facebook, Twitter, Disney, Clavelitos, IKEA, la MTV, El Cascanueces, el cuento de Los tres cerditos, Brad Pitt, Leyendas de pasión, Coca-Cola, Años 80 de Los Piratas, El Corte Inglés, el Burger King, Nirvana, AENA, Adele, Lucía de Serrat, Celtas Cortos, Julia Roberts, Kant, el McDonald’s, Iberia, YouTube o Lennon.
Decidiendo mi destino se desarrolla entre el mes de junio de 2015 y los primeros días de 2017 en Madrid. Durante algunos capítulos viajamos con los protagonistas a Bilbao, Santander, Lisboa, Santiago de Compostela y Viena. También se mencionan Berlín, Barcelona, Houston, Valencia, Praga, Bratislava, Sevilla, Kioto, Cuenca, Londres, Segovia, Valladolid, Aranjuez, Santillana del Mar, Cracovia, Budapest, Formentera, Burdeos y Frankfurt, entre otros lugares.


Valoración “Decidiendo mi destino” (Abril Camino):
9,85/10


Otra reseña interesante de Decidiendo mi destino:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.