12 may. 2017

"Uno de mis hijos" (Anna Katharine Green)

(Leído entre marzo y abril de 2017)

Portada de la preciosa edición de la editorial asturiana dÉpoca y cuyo interior nos sorprende con un marcapáginas y una pequeña lámina que reproducen la escena de la cubierta de Uno de mis hijos. (Fuente: Elaboración propia).
Hoy reseño el segundo regalo literario de Santa Elena 2016, que fueron dos clásicos y una novela Romántica Adulta. Se trata de un clásico de una novela policíaca estadounidense de principios del siglo XX inédito en España hasta que en la editorial dÉpoca han decidido traducirlo, editarlo y publicarlo en abril de 2016 en su colección Misterios de Época.
Ya lo he dicho varias veces y vuelvo a insistir en esta reseña en el hecho de que un clásico hay que leerlo teniendo en cuenta cual fue el contexto histórico y socio-cultural en el que se escribió para intentar cometer el error de hacerlo con la mentalidad del siglo XXI propia de Europa Occidental. En la que hoy reseño hay que tenerlo especialmente presente porque para el lector actual acostumbrado al género policíaco esta novela puede parecer a veces bastante ingenua.
Uno de mis hijos se publicó en los Estados Unidos en 1901 y la novela ha sido escrita por Anna Katharine Green (Nueva York, 1846 – 1935), la misma autora que escribió El misterio de Gramercy Park. Ha sido traducida del inglés americano al español por Rosa Sahuquillo Moreno. Es una edición ilustrada en tapas duras con sobrecubierta y lazo de punto marrón, está muy cuidada y es preciosa. Tiene 368 páginas (dieciocho de ellas dedicadas a la Introducción escrita por Juan Mari Barasorda y cuatro de ellas que nos muestran parte del catálogo de la editorial dÉpoca, entre los que se encuentran tres novelas que podéis encontrar ya reseñadas en el blog: El misterio de Gramercy Park de Anna Katharine Green, El crimen de Orcival de Émile Gaboriau y El misterio del carruaje de Fergus Hume) y 35 capítulos divididos en dos partes.
Uno de mis hijos es una novela para leer con tranquilidad y disfrutar de cada una de las palabras que la componen. La historia está contada en primera persona desde el punto de vista de un joven abogado que de manera inesperada presencia el fallecimiento de la víctima. A mí lo que me ha gustado de la edición es cómo los editores de dÉpoca han destacado las letras capitales con las que se inician cada capítulo y las notas a pie de página con las que siempre se aprende alguna que otra anécdota u hecho histórico de interés.


Valoración “Uno de mis hijos” (Anna Katharine Green):
9,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.