7 sept. 2017

Café, Alaska y New Adult con Alice Kellen


Hemos quedado con Alice Kellen en una de las terrazas del paseo marítimo de Valencia para charlar sobre su nueva novela: El día que dejó de nevar en Alaska que se publicará en España el próximo día 9 de octubre de 2017 gracias a Titania. Agradecerle a Alice Kellen que haya sacado un pequeño hueco en su apretada agenda para tomarse otro café con nosotros casi tres años después.
-          ¡Buenas tardes, Alice! Lo primero de todo felicitarte por la publicación de El día que dejó de nevar en Alaska con Titania. Nos gustaría preguntarte cómo surgió la idea de escribir esta novela y si fue muy complicado encontrar el título más adecuado para ella.
No recuerdo muy bien cómo surgió la idea de esta novela, pero sí que cambió poco a poco y creció hasta convertirse en lo que finalmente fue. En cuanto al título, sí, resultó complicado; hacía ya un año que le había puesto el punto final y seguía buscando el título perfecto. Surgió un día cualquiera, casi sin pensarlo.
-          Compartiste en redes sociales y en tu blog que parte de El día que dejó de nevar en Alaska la escribiste durante el NaNoWriMo de 2015. ¿Qué tal fue la experiencia? ¿Volverías a repetirla?
Sí, escribí un trocito pequeño que creo que correspondería al nudo de la novela, más que nada porque es una historia larga y el NaNoWriMo no daba para más. Fue divertido, es útil para coger constancia a la hora de escribir, aunque admito que en este momento no volvería a repetirlo. Ya han pasado años y ahora, por suerte, apenas concibo mi vida sin escribir un poquito al día, así que no me resulta tan necesario. Pero fue una buena experiencia.
-          En las redes sociales has ido dejando breves fragmentos mientras la escribías y corregías, y nos gustaría saber qué es lo que el lector va a encontrarse en sus páginas.
A mí siempre me cuesta mucho hablar de mis propias novelas, porque creo que lo que el autor ve entre sus páginas está lejos de lo que luego encuentra cada lector, pero, desde mi limitado punto de vista, diría que «El día que dejó de nevar en Alaska» es una historia de superación, ambientada en un lugar que a mí me enamoró, y con dos protagonistas que tienen muchas capas.
-          En el café que nos tomamos hace casi tres años nos hablaste acerca de tu experiencia con Miriam Malagrida y el equipo de Plataforma Neo. Ahora nos gustaría preguntarte acerca de cómo está siendo tu experiencia trabajando con Esther Sanz, Luis Tinoco y el resto del equipo editorial de Titania, con quienes ya vas a publicar tu tercera novela.
Todas las experiencias han sido buenas hasta la fecha y me han hecho crecer y seguir aprendiendo. Creo que he tenido la suerte de tropezar con personas que disfrutan con su trabajo, haciéndolo todo más fácil, y que han confiado en mí.
-          El día que dejó de nevar en Alaska es un New Adult. ¿Cómo definirías a este subgénero de la Romántica?
La verdad es que cuando escribo una historia nunca lo hago teniendo claro a qué género pertenece, simplemente la escribo y ya. Creo que luego es función de cada editorial catalogarla en un sello u otro. Hace años las bases del «New Adult» eran más claras, pero, ahora que es todo más abierto y general, no sabría decirte cómo lo definiría porque, a menudo, ni siquiera yo misma sé si una novela pertenece o no a este subgénero. Así que creo que lo mejor es dejarlo en manos de otros.
-          ¿Por qué decidiste ambientar esta novela en Alaska? ¿Has tenido que documentarte mucho para crear una buena ambientación?
Yo quería ambientar esta novela en un lugar aislado, con bosque. Eso era lo único que tenía en la cabeza. Estuve mirando rincones de Francia, después pasé una época pensando en Noruega, me desvié hacia Canadá y al final mi novio me dijo un día en el coche, «¿y por qué no Alaska?», y de repente todo encajó en mi cabeza. Tramas que encontraron su hueco y personajes que al fin se asentaron. Y sí, me documenté bastante porque, aunque el pueblo en el que se desarrolla la historia no existe como tal, sí lo ubiqué en un lugar concreto y todas las demás ciudades que aparecen en la novela, las distancias o los nombres, son reales.
-          ¿Cómo son Heather y Nilak? ¿Qué nos podrías contar acerca de la relación que se establece entre ellos?
No mucho, porque es el eje sobre el que gira toda la historia. Nilak es muy reservado, frío en apariencia, un chico taciturno. Heather es… caótica. Y, juntos, encajan a la hora de recorrer un largo camino.
-          En este blog sabemos que, aunque hayas publicado con editoriales como Plataforma Neo y Titania, nos ha dejado de lado el mundo de la autopublicación. ¿Qué nos podrías contar de tu experiencia como autora híbrida?
Sigo pensando que es una de las mejores decisiones que pude tomar en su momento y no descarto volver a autopublicar más novelas, es una opción que siempre tengo en mente. Mi experiencia no podría ser mejor, la verdad.
-          ¿Qué nos podrías contar de los proyectos en los que ahora mismo estés inmersa? ¿Y de tus futuros proyectos?
En la primavera de 2018 se publicará la tercera entrega de la serie Volver a ti y, hace apenas unas semanas, terminé de escribir una bilogía de romántica adulta. Ahora mismo estoy documentándome y trazando algunos esquemas del siguiente proyecto que tengo en mente, que es una novela más familiar y diferente.
-          Nos gustaría que nos contases algunas anécdotas relacionadas con El día que dejó de nevar en Alaska.
En este momento no se me ocurre nada muy anecdótico. Terminé de escribirla hace casi dos años y no la tengo tan reciente como las demás… pero, mira, ahora que hablo de cuando la terminé, recuerdo que lo hice en torno a las cuatro de la mañana, en el salón de casa, y solo pensaba en que quería gritar y saltar de alegría (porque normalmente es lo que hago cuando llega la palabra FIN), pero en este caso simplemente lloré en silencio. Lloré un montón. Y no en un mal sentido, estaba triste por despedirme de ellos, pero contenta después el camino recorrido.
-          ¿Nos podría mostrar alguna escena inédita de El día que dejó de nevar en Alaska?
—¿Por qué me odias?
—Yo no te odio —masculla sin levantar la vista de los papeles.
—Vamos, dame una razón. A estas alturas de mi vida te aseguro que puedo soportar cualquier cosa. Y si es por algo que pueda hacerme daño… —tanteo—, da igual, soy de las que piensan que es mejor arrancar la costra de una herida de cuajo en vez de estar dándole toquecitos con la punta de la uña todo el puñetero día.
El azul de sus ojos se ensombrece. Al menos he conseguido llamar su atención, algo es algo. Me estudia durante unos instantes.
—Heather, no tengo nada contra ti. —Es la primera vez que pronuncia mi nombre y lo hace con suavidad, como si la palabra resbalara por sus labios—. Lo que ves es lo que hay, sin más.
—Pues qué poco interesante.
—No te quito razón.
—¿Estás de mal humor por un problema concreto o se trata de algo permanente?
—Permanente.

-          Para ir finalizando esta interesante conversación, nos gustaría que nos recomendases novelas New Adult que hayas leído y disfrutado.
Tengo que reconocer que he leído pocas novelas New Adult durante estos últimos años, pero recomiendo cualquiera de las de mis compañeras de Titania Fresh. Una de las últimas que leí es de María Martínez, que es sin duda el referente nacional del género. En cuanto a publicaciones extranjeras, las que más he disfrutado hasta la fecha son El mar de la tranquilidad, Te esperaré y Maldito Romeo. Quizá, desviándonos un poco hacia algo más de fantasía, también pueda catalogarse así la trilogía de Una corte de rosas y espinas, que me gustó muchísimo.
-          Alice, ¡muchas gracias por tu tiempo! 
Gracias a ti por dejarme de nuevo un hueco en tu blog :D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.