6 feb. 2018

“Desafiando las normas” (María Martínez)

(Leído en enero de 2018)


(Fuente: Elaboración propia).

Desafiando las normas es la novena novela que ha escrito María Martínez y la octava que publica. Es la tercera y última parte de una trilogía que su editora, Esther Sanz, y ella han denominado Cruzando los límites formada por la novela homónima (2015), Rompiendo las reglas (2016) y la que hoy reseño. Ediciones Urano la ha publicado en España gracias a la colección Fresh! del sello Titania el 6 de noviembre de 2017. Se trata de una edición denominada rústica con solapas que cuesta 16,50 euros mientras que el e-book cuesta 5,99 euros. Tiene 448 páginas y 39 capítulos de extensión variable más un Prólogo de 16 páginas y un Epílogo de ocho páginas.
Sobrecubierta sin las solapas de la edición en papel de Desafiando las normas de María Martínez. (Fuente: https://twitter.com/Mariet_Martinez/media). 
Desafiando las normas cumple con muchos de los requisitos propios del New Adult. Los personajes principales (Derek, Savannah, Cassie, Caleb y Tyler) tienen entre 17 y 24 años teniendo la pareja protagonista 23 (Spencer) y 26 (Eric). La historia está contada en tercera persona alternando los puntos de vista de Spencer y Eric, aunque también se intercalan de vez en cuando el de otros personajes secundarios como Tyler o Cassie enriqueciendo así la trama principal. El lenguaje es coloquial, juvenil y actual. Apenas he encontrado erratas y no hay presencia de abreviaturas ni de lenguaje sms.
Desafiando las normas es la primera novela que leo de María Martínez que no se desarrolla exclusivamente en verano, si no que la trama se desarrolla también en otras estaciones como el invierno o la primavera. Me gustaría ver si esta autora es capaz de desenvolverse en un ambiente universitario estadounidense o europeo. También me gustaría poder ver si es capaz de desenvolverse en una novela de ambientación europea sin personajes estadounidenses y con más referencias culturales europeas que las archiconocidas estadounidenses. En conclusión, me gustaría leer alguna novela suya en un ambiente cultural más rico y heterogéneo como es el europeo si lo comparamos con la sobrevalorada cultura estadounidense que nos llega a través de las películas, las series de televisión y las novelas.
Los personajes de Spencer y Eric son personajes complejos, imperfectos, con matices y heridos por un pasado duro y muy solitario. Lo de este tipo de pasados es bastante tópico en el New Adult y a veces da la sensación de que dichas tramas se parecen mucho de unas novelas a otras y de unos autores a otros. Me ha gustado ver la mejoría en el estilo de María Martínez y la evolución que hay en ella a la hora de afrontar el desarrollo de los personajes. No hay muchas similitudes entre las personalidades y las historias personales de los seis personajes protagonistas de esta trilogía (Caleb, Savannah, Cassie, Tyler, Spencer y Eric), ni tampoco en cómo se desarrollan sus respectivas relaciones. En esta tercera novela también me ha gustado mucho ver que las amistades y la familia siguen siendo muy importantes.
Entre las escasas referencias culturales que nos encontramos en Desafiando las normas podemos mencionar: Las chicas Gilmore, Acción de Gracias, Terminator, Chris Evans, Los 4 fantásticos, Discovery Channel, Dirty Dancing, Maroon 5, Domino´s, el iPod, Woody Allen, Tarantino, Juilliard, Erin Brockovich, El diario de Noah, Ryan Gosling o Halloween.
Desafiando las normas se desarrolla entre los meses de febrero y agosto de 2016 aproximadamente en la localidad costera de Port Pleasant en el estado de Carolina del Norte. También se mencionan Connecticut, Alabama, Nueva York y Atlanta.


Valoración “Desafiando las normas” (María Martínez):
9,85/10

1 comentario:

  1. Holaaa
    No he leido nada de la autora pero no me importaría, aunque no sea mi género.
    Vaya puntuación le has dado jaja
    Un besito

    ResponderEliminar

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.