1 feb. 2018

Hablemos sobre identidades corporativas


Allá por el año 2015 (o puede que antes) descubrí páginas web de jóvenes emprendedoras que ofrecían servicios de fotografía y diseño gráfico y web para otros emprendedores y también para blogueros. Me suscribí a algunas de sus Newsletters y leí muchas entradas de sus respectivos blogs donde reflexionaban acerca del enfoque profesional que podía haber en un blog y en las redes sociales. Descubrí el mundo de las identidades corporativas y sin ser apenas consciente me enamoré de todo su potencial.
Mi primer acercamiento a las identidades corporativas fue como una chica que mantenía un blog como afición y que se interesó por todo lo que esto englobaba. Desde entonces he descubierto varias páginas web que abarcan uno o varios aspectos de todo lo que engloban las identidades corporativas. La mayoría son de mujeres emprendedoras, tienen un carácter muy femenino y en las entradas de sus blogs predomina el “ellas” invisibilizando al hombre emprendedor. 
Tras estos dos primeros párrafos, ya queda claro que en esta entrada quiero hablar sobre identidades corporativas y sobre qué puedo ofrecerte al respecto. Mi servicio es de asesoramiento y mi visión es acompañarte a crearla con la ayuda de profesionales más preparados que yo en aspectos como el diseño gráfico y/o web, y la fotografía. Estudiaríamos juntos cuál es la imagen que quieres dar de ti como profesional y de tu negocio tanto en Internet como en el mundo real. Para ejemplificar esto me gustaría mostraros y analizaros de manera breve mi propia identidad corporativa y la de una joven abogada, y mostraros la del blog de un jurista, al cual le veo mucho potencial.
Hubiese sido mejor haberos ilustrado esta entrada con un pantallazo de mi página web, pero ésta no hablaría acerca de la construcción de mi marca personal entre los años 2012 y 2016. Además, mi web es muy básica y fue creada y diseñada por una empresa sevillana como una primera carta de presentación que con el tiempo y la experiencia que ganase en mi experiencia emprendedora se enriquecería. Sin embargo, en el diseño de mi blog sí he trabajado yo al personalizar y llegar a hacer mía una de las plantillas más básicas y tradicionales de Blogger. En la imagen se observan algunos de los elementos más característicos de una identidad corporativa: los visuales (colores, tipografía y logo) y los textuales con las entradas del blog y su cabecera (título, subtítulo y secciones). (Fuente: Elaboración propia).
Una de las identidades corporativas que mejor aúnan su juventud y cercanía con la profesionalidad y seriedad propias de las profesiones jurídicas es la web de esta joven abogada. En su página web he encontrado muchos elementos que para mí hacen muy atractiva una buena identidad corporativa: textos breves y esquemáticos que te cuentan lo justo, se leen en poco tiempo y te animan a contactar con dicha persona; pocas secciones que se centran en las esenciales: páginas de Inicio, trayectoria académica y profesional de los miembros del equipo (aconsejo incluir a la persona responsable de la comunicación y/o las redes sociales de la empresa e incluir a qué se dedica cada uno de los miembros y su puesto dentro de la empresa), servicios que oferta, datos de contacto y blog; y una fotografía corporativa de las personas que forman el equipo a todo color. Otros detalles que me gustan se encuentran en el encabezamiento de la página web: el logotipo, el correo electrónico (aconsejo uno corporativo con el nombre de la empresa o del dominio de la web que aparezca en la página de contacto y otros más personales para cada uno de los miembros del equipo) y un teléfono de contacto. Aunque he usado el plural en este párrafo, se trata de un bufete unipersonal y el enlace a la página web es el siguiente: http://www.raquelfrancoabogada.com/. (Fuente: Elaboración propia).
Para terminar esta entrada os muestro el encabezamiento del blog de un joven abogado donde habla sobre Mediación. No hay muchas entradas y el diseño es bastante rudimentario, pero le veo muchísimo potencial. He leído todas ellas durante estos últimos días y he apreciado un estilo cercano que cumple a la perfección con su objetivo de divulgar el Derecho tanto entre los juristas como entre un público más generalista. Los posts se corresponden a los años 2012 y 2013 cuando los blogs y las redes sociales eran aún consideradas como aficiones y muy pocas personas supieron verle un enfoque profesional. Podéis leer este blog en el siguiente enlace: http://arojis.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.