21 sept. 2018

“Cantos de una sirena” (Rachel Bels)

(Leído entre julio y agosto de 2018)
(Fuente: Elaboración propia).
Cantos de una sirena es la quinta novela que Rachel Bels (Madrid, 1984) ha escrito y autopublicado, y la segunda parte de la bilogía Ariel, cuya primera parte se titula Diario de una sirena y de las que se han vendido más de 2.000 ejemplares según ha informado la propia autora en sus redes sociales. Forma parte de la Colección Érase una vez… Princesas Valientes junto a la trilogía Tiger Rose: Bella al desnudo, Desnudando a la Bestia y Bella y Bestia, cuyas novelas han tenido muy buena acogida en la blogosfera literaria y en las redes sociales, y a la que a finales de 2018 se sumará una novela autoconclusiva inspirada en el clásico de Cenicienta conocido en redes sociales como #ProyectoCe. Rachel Bels la autopublicó en papel el pasado 11 de junio con una edición en tapas blandas con solapas y realizada con materiales ecológicos, y en e-book el 18 de junio de 2018. La edición en papel tiene 430 páginas y 39 capítulos, y cuesta 13,90 euros. El e-book cuesta 2,99 euros.
Cantos de una sirena es una de las novelas autopublicadas que más gratamente me han sorprendido tanto por su calidad como por su innovación, al igual que el resto de las novelas escritas por Rachel Bels. Es una novela que está muy bien editada y bien corregida, ya que en sus páginas esta vez me he encontrado algunas erratas y/o faltas de ortografía más de lo que me hubiese gustado. Su edición es muy original al combinar diferentes topografías para distinguir los diferentes puntos de vista (Ariel, Eric y Sebas), los dibujos que decoran los inicios de capítulos e informan acerca del personaje que narra, y la simulación de un cuaderno de rayas y anillas para los fragmentos del diario de Ariel.
Cantos de una sirena es una novela romántica adulta con algunos toques de literatura erótica muy bien narrada y la inclusión de una trama central que gira en torno al crecimiento personal que la enriquece muchísimo. Esta última trama es en lo que arriesga e innova Rachel Bels para diferenciarse e ir mucho más allá de las tramas que nos solemos encontrar en novelas románticas algo más tradicionales y de las que se suele hablar mucho en redes sociales y blogs durante unas pocas semanas que giran en torno al momento de su publicación (otra autora de romántica que también innova y busca historias románticas diferentes es Estefanía Yepes). 
La trama de crecimiento personal que narra la bilogía #Ariel está muy bien narrada y documentada, y posee mucha profundidad con lo que ayuda al lector a conocer mucho mejor esa enfermedad y no se centra sólo en lo que éste pueda conocer por lo que desde los años 90 se haya publicado en los medios de comunicación y vaya más allá de lo superficial y de los clichés. Las historias de superación personal de Rachel Bels son duras, largas y realistas. Es fácil creerse que una persona se halle perdida varios años sin ser consciente de ello y tarde en recuperarse meses o años desde que decida cambiar y enfrentarse a sí misma con todas las consecuencias. Esto que comento en este párrafo enriquece y hace que tengan bastante calidad las novelas de Rachel Bels en comparación con otras novelas románticas de autoras españolas ya consagradas como Anna Casanovas, Abril Camino, Neïra, María Martínez o Alice Kellen que deja caer que la protagonista de El día que dejó de nevar en Alaska coqueteó con la misma enfermedad que tiene Ariel, pero Alice Kellen apenas le presta atención y prefiere quedarse con la imagen cliché y superficial que todos tenemos.
La trama de Cantos de una sirena está muy bien desarrollada y es muy atractiva, realista y actual. Los personajes están muy bien construidos y tanto su construcción como su evolución y relación entre ellos es muy coherente, al igual que lo es la interrelación que se da en Cantos de una sirena entre Ariel, Eric y algunos de los personajes principales de la trilogía Tiger Rose: Bella, Daniel, Chloe, Víctor, Monika, Kurt y Emma. Destaco de la novela el estilo directo, cercano y actual de la autora, y la interacción que los personajes (Ariel, Eric y Sebas) establecen con el lector, ya que son ellos los que le narran la historia tuteándole y usando la primera persona del presente haciendo que sea más espectador que lector. Hay muy buen equilibrio entre descripción, narración y diálogos, gustándome bastante como describe Rachel Bels.
Entre las referencias culturales que encontramos en Cantos de una sirena podemos citar: el WhatsApp, el Facetime, Celine Dion, Bryan Adams, Spotify, Jack el Destripador, Men in Black, YouTube, Ricky Martin, los CantaJuegos, La Patrulla Canina, Fred Astaire, John Travolta, Uma Thurman, Pulp Fiction, Juego de Tronos, La Sirenita, Suavemente de Elvis Crespo, Versace, La vida es un carnaval, Jorge Bucay, Queen, Skype, el TEDx, Black Mirror, Tom Cruise, Coca-Cola, Twitter, Instagram, el Camino de Santiago, Miedo de M-Clan, Ryan Gosling, El diario de Noah, La puerta violeta de Rozalén, Emily Dickinson o Alberto Chicote.
Cantos de una sirena se desarrolla en diferentes localizaciones de la isla de Tenerife y la villa de Madrid entre los meses de agosto de 2019 y octubre de 2020. Los primeros capítulos se desarrollan en la isla de Fuerteventura. También se mencionan Oxford, Nueva York, Singapur, Londres, Las Palmas, Florida, Texas, California, París y Granada.

Valoración “Cantos de una sirena” (Rachel Bels):
10/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.