1 ene. 2020

¡¡¡Bienvenido 2020!!!


Hace apenas unas horas que se ha acabado el 2019, un año que para mí ha sido agridulce e intenso en todos los aspectos importantes que afectan a mi vida y que me moldean como persona. He mantenido casi todo lo citado al margen de mis redes sociales y este blog porque me mantengo en mi decisión tomada hace ya un tiempo de apenas mostrar mi vida personal, académica y profesional por estos lares. En 2019, al igual que en 2018, he leído muy pocas novelas y he visto muchos vídeos de YouTube, tanto en italiano como en español. Entre mis descubrimientos del 2019 os recomiendo tres canales españoles e italianos:
-          Mario Marzo (joven pianista español en Berlín con interesantes documentales y Sábado Noche donde trata temas cotidianos y de actualidad, y donde reflexiona sobre la vida fuera de España y lejos de familia y amigos): https://www.youtube.com/channel/UC1TGSRnLMq0mdbhcKO_6iWw
-          Alice’s Lifestyle (canal en italiano sobre crecimiento personal, mindfulness y la filosofía del minimalismo): https://www.youtube.com/channel/UCw0qsqLPqqabF1K1FAaAQuA
-          Ilenia Zodiaco (podcasts y directos dominicales sobre Literatura, el mundo editorial en Italia y otros temas de actualidad como el feminismo, el cambio climático, las fake news…): https://www.youtube.com/user/EvaLunaSulTubo
Este 1 de enero no empieza una nueva década, sólo un nuevo año. Soy una historiadora defensora que en la cronología histórica no existe el año 0 y se pasa del año 1 A.C. al 1 D.C. En las últimas semanas he visto en las redes sociales y en los medios de comunicación tradicionales unos cuantos balances de la década considerando ésta como la de 2010 – 2019 cuando es incorrecta porque las décadas históricas van desde un número terminado en 1 hasta el próximo número acabado en 0 (en las edades si se cambia de década de los 29 a los 30 por poner un ejemplo más o menos mediático) y dichos balances se repetirán cuando termine este 2020 como ya sucedió en los años 1999 – 2000 y 2009 – 2010. Estos últimos dos años coincidieron en parte con mi experiencia Erasmus, de la cual me estoy acordando mucho en los últimos meses. En el próximo enlace encontraréis las entradas relativas a la citada experiencia que he publicado en el blog: http://www.pinceladasdeliteratura.es/search/label/Erasmus
Hace una década estaba disfrutando de las fiestas navideñas en España tras tres meses viviendo en Padua, ciudad a la que volvería para disfrutar de los siete meses que aún me quedaban de la beca Erasmus. La de ese año fue una de las últimas sin WhatsApp, Instagram y los smartphones. Sin embargo, si existían otras redes sociales muy populares y entre los españoles Tuenti aún tenía mucho más éxito que Facebook. Casi nadie era consciente en aquellos meses de la revolución tecnológica que se avecinaba y de lo importante que podrían llegar a ser las redes sociales para algunos de nosotros a la hora de emprender y vender nuestros productos y/o servicios. A continuación, os recomiendo las empresas de dos personas que conocí en mi año Erasmus y que merece la pena conocer porque son proyectos que destacan en su sector por tener una personalidad bien definida y diferenciarse de lo que suele su competencia más directa:
-          Chuchus et moi (Moda): http://www.chuchusetmoi.com/.
-          El defensor del motorista (Asesoría jurídica): http://www.defensordelmotorista.com/
Este 2019 he estrenado dos servicios especializados que han sido pensados para asesorar a los profesionales de los sectores audiovisuales y literarios, pero que están abierto a toda aquella persona o profesional que lo necesite y lo solicite. En los siguientes enlaces podréis encontrar más información sobre ellos:
Mi vida offline relacionada con eventos literarios ha sido algo más intensa y con más actividad que la online relacionada con este blog y mis redes sociales. En 2019 he seguido priorizando el networking cara a cara frente al virtual, aunque a este último también le he dedicado bastante tiempo, enriqueciendo ambos mucho lo que se ha publicado en este blog a lo largo de 2019. He asistido a los siguientes eventos: las I Jornadas de Literatura de Sevilla (10, 11, 17 y 18 de enero); varios encuentros, charlas literarias y de cine, mesas redondas y coloquios en las librerías Botica de lectores y Casa del Libro; presentaciones de libros como la de Presas de Beatriz Esteban (sábado 9 de marzo), la del poemario Diario supraesternal de Mirián Picón (sábado 23 de marzo), la del poemario Teoría de los cuerpos de Zahara (lunes 4 de noviembre) o la de Nao Victoria. La primera vuelta al mundo de Antonio Puente Mayor (martes 17 de diciembre); Cafés literarios con Alberto Sánchez Navarro (sábado 18 de mayo), Sonia Lerones (sábado 25 de mayo) y Costa Alcalá (sábado 30 de noviembre); la Feria del Libro de Sevilla (25 y 26 de mayo, y 1 de junio); la Andalucía Reader Con (18 y 19 de octubre); y el Labnar Christmar Breakfast (sábado 14 de diciembre). Por último, he podido conocer en persona a los siguientes escritores: Francisco Javier Torres Simón, Alejandro López, José María Rondón, María José Arillo, Javier Torres, Fran Nuño, Myriam Tornero Galán, Cristina Martín Jiménez, Rocío de Juan, Irene Reyes-Noguerol, Isaac Rosa, Israel Pintor, Sonia Lerones, Espido Freire, Ángel Vela Rodríguez, Israel Alonso, José Manuel García Bautista, José María Fedriani, Mercedes Ron, Raquel Brune, Georgia Costa, Diana P. Morales, Fernando Alcalá y José Ángel Ríos.
Apenas he leído algo más de 12+1 novelas en 2019 y las primeras páginas de algunas novelas más. He descubierto autores como Berta Bernad, Llucia Ramis, David Lozano, Calista Sweet, Lone Theils, Vanessa Montfort, Olga Palma Ocaña y Vanessa Alós Martín; y editoriales como Edebé y Cross Books. Entre las lecturas que más he disfrutado en 2019 están: El último llanto de los delfines de Estefanía Yepes, Imposible canción de amor de Abril Camino y Ojalá siempre de Alexandra Roma. Sin embargo, he leído las primeras páginas de algunas novelas que me llamaban la atención y que he descartado porque no me ha convencido el estilo de sus autores como, por ejemplo: Cuerpos malditos de Lucía Baskaran o Expuesta de Olivia Sudjic.
Espero que algunas de mis lecturas de 2020 sean: Una noche de luz de Alberto Sánchez Navarro, Nao Victoria. La primera vuelta al mundo de Antonio Puente Mayor, Distinta Clara de Alba Ballesta, Cuentos eróticos del Marqués de Sade, Buenas hermanas de Costa Alcalá, Patricia Brent, la solterona de Herbert George Jenkins, Corazones de acero de María José Tirado y La princesa de hielo. Edición especial 10º aniversario de Camilla Läckberg. A esta lista habría que sumar las dos novelas que les he pedido a los Reyes Magos de este 2019: El incienso de los espíritus de Victoria Álvarez y Una familia normal de Alejandra Parejo. También me gustaría leer en 2020 las siguientes novelas: El enigma del Salón Victoria de Antonio Puente Mayor, En el fiordo profundo de Ruth Lillegraven, Como ver nevar el sol de Alexandra Roma, La bruja de Camilla Läckberg, Mujer sin blanca soltera busca de Montserrat Bros y ¿Quién diablos eres? de Raquel de la Morena.
Entre las escasas novedades literarias que me han llamado la atención de las que hasta ahora se han anunciado su publicación para 2020 están: Jódete y crece de Juan Pablo Cuevas (21 de enero), Nosotros en la Luna de Alice Kellen (28 de enero), Las voces del lago de Beatriz Esteban (10 de febrero) y Desencajada de Margaryta Yakovenko (septiembre).


¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO 2020!!!
HAPPY NEW YEAR 2020!!!
BUON ANNO NUOVO 2020!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.