9 may. 2020

Café, comunicación digital y emprendimiento con Lorena García


Hemos quedado con Lorena García, una joven periodista que se ha especializado en la gestión de redes sociales, para conversar sobre comunicación digital y emprendimiento en una acogedora cafetería de Berlín. Nos gustaría agradecerle a Lorena García que haya sacado un pequeño hueco en su apretada agenda para tomarse un café y desayunar con nosotros.
-          Lorena, ¡buenos días! Me gustaría felicitarte por tener una marca personal tan bien trabajada y atractiva que proyectas a través de las redes sociales. ¿Cómo las has desarrollado? ¿Consideras que hoy día es importante poseer una buena marca personal tanto para un profesional autónomo como para una empresa?
En realidad, todo ha sido muy intuitivo. Empezó a ser más estratégico cuando me di cuenta de que en Instagram, la red social principal de Comunicazen, mi mensaje llegaba cada vez a más personas. Si hay algo que me ha ayudado mucho a potenciar mi marca, ha sido conectarme con aquello que me apasiona, disfrutar el proceso de hacer crecer mi comunidad desde los cimientos y dar mucho conocimiento gratuito, para que personas que no puedan acceder a mis formaciones de pago, también sientan que les aporto valor.
Por supuesto que considero que la marca personal es importantísima. Te lo digo con total conocimiento de causa, porque yo al principio no quería ser la cara visible de Comunicazen. Pero cuando me di cuenta de que, si la gente no me veía, si no traspasaba la pantalla mostrándome tal y como soy, tampoco iban a confiar en mí, lo tuve claro: mostrar a las personas detrás de las empresas, es lo que hace que las personas conecten con ellas. Como cada vez hay más competencia, al final el cliente se guiará por el feeling, por la conexión que sienta con nosotros. Y si no trabajamos nuestra marca ni somos auténticos, no nos elegirán.
-          Además de crear una marca personal, has tenido que crearte una identidad corporativa que sea atractiva, coherente y acorde con la imagen que quieres proyectar hacia tus potenciales clientes, y eso incluye el diseño de un logotipo, una página web, el uso de unos colores y/o tonalidades concretos, la creación de una firma para el correo electrónico profesional, etcétera. ¿Cómo ha sido el proceso de diseñar tu identidad corporativa? ¿Lo has hecho tú sola o has confiado en el trabajo de otros profesionales?
Reconozco que lo único que tuve claro cuando creé mi marca era el nombre y los colores. El resto, la verdad, no me importaba mucho (al menos al principio). Lo hice todo yo, bajo el lema de “hecho mejor que perfecto”. Y en realidad animo a todo el mundo a que no entre en parálisis por no tener una web maravillosa o un logo perfecto, o una identidad diseñada por un experto en branding. Todo eso puede venir después y creo que al principio, al menos, no es prioritario. Siempre tuve claro que tenía que salir con “el mínimo branding viable” y que ya la mejoraría más adelante. No dejé que no tener una marca perfecta me impidiera pasar a la acción.
-          ¿Cómo definirías Comunicazen, la filosofía que hay tras ella y el trabajo que haces en ella?
En Comunicazen tengo el propósito de transmitir que hay una forma distinta de hacer marketing y de llevar las redes sociales de nuestras empresas. Que no pasa nada por no estar en todas partes, que no hacen falta cientos de miles de seguidores para vender y que lo más importante es trabajarlo todo desde la calma y no desde el estrés, porque si nosotros no estamos bien, nuestras empresas tampoco lo estarán. Es muy difícil hoy en día gestionar todo el marketing de nuestro negocio y no sentirnos quemados, y con mis formaciones, es lo que intento transmitir: hay otro camino posible, no tienes que ser el primero en todo, puedes vender sin tener una macrocomunidad y, sobre todo, puedes gestionar tu comunicación digital desde un lado más consciente.
-          No es fácil emprender y lo es menos hacerlo fuera de tu país y en un sector profesional que hace una década apenas existía. ¿Por qué decidiste a arriesgarte y crear Comunicazen, y hacerlo en Alemania?
En realidad, vivo entre los dos países. Por eso necesitaba un trabajo que pudiera ejercer desde cualquier parte del mundo. Lo de tener que moverme y viajar tanto de un sitio a otro, fue el empujón que necesitaba para emprender.
-          Te conocí hace unos años gracias a uno de tus antiguos blogs: The Daily Prosumer. ¿Qué aprendiste de la gestión del mismo?
Aprendí muchísimas cosas, sobre todo acerca de la constancia que se necesita para sacar adelante un blog. Al principio lo inicié como ejercicio para escribir cada día, pero después se convirtió en todo un aprendizaje que cada día me esforzaba por seguir mejorando. Estoy super contenta de los más de tres años y medio que escribí en ese blog, porque me enseñó muchísimas cosas que después he aplicado en mi negocio. Le diría a quien quiere emprender, pero todavía no puede o no es su momento, que empiece por abrir un blog y escribir acerca de lo que le apasiona con constancia. De esta forma te das cuenta de qué cosas te gustan más, o por dónde puede ir tu emprendimiento futuro.
-          Cuéntanos un poco como ha sido, está siendo y/o te gustaría que fuese tu trayectoria como joven periodista freelance y emprendedora. ¿Cómo ha evolucionado Comunicazen desde que la creaste?
En un año y medio, Comunicazen ha evolucionado muchísimo. De lo que era en un inicio a lo que es hoy, hay una diferencia brutal. Al principio, por ejemplo, ofrecía servicios que yo misma ejecutaba, como la gestión de redes o la creación de contenidos. Pero en muy poco tiempo (menos de lo que esperaba, lo reconozco) toqué techo. Ya no tenía más tiempo para coger a más clientes y me sentía estancada. Así que decidí focalizarme 100% en la formación online y presencial. Descubrí que enseñando a otros es cuando más se aprende también. Y que a través de la formación puedo ayudar a muchas más personas y a la vez, puedo seguir haciendo lo que más me apasiona, que es crear contenidos. Obviamente el emprendimiento que fundas hoy no será el mismo dentro de unos años, y menos si te dedicas al marketing y las redes, que es un entorno en el que todo cambia tan rápido. Tendrás que tomar decisiones, y a veces no sabrás si has acertado o no, pero merece la pena.
-          En los últimos años se habla mucho en redes sociales sobre la planificación de las rutinas de trabajo e, incluso de nuestro tiempo dedicado al ocio y a la vida personal. ¿Planificas tu jornada de trabajo? ¿Tienes alguna rutina?
Sí, por supuesto. Mi rutina de trabajo ha ido evolucionando conmigo. Al principio era más desorganizada, pero después de identificar que soy una persona de mañanas, me levanto muy temprano y hago primero lo que más concentración exige de mí, como el contenido para las redes de mis clientes. También me viene muy bien trabajar por bloques.
-          Trabajas en el ámbito digital desde Alemania con clientes españoles y de vez en cuando das conferencias y talleres, y/o organizas eventos en España. ¿Qué diferencias encuentras entre el mundo laboral y emprendedor entre ambos países?
Como te digo, prácticamente paso el mismo tiempo en los dos países. Creo que no soy la indicada para hablar del ambiente laboral en Alemania, porque realmente lo que hago es moverme trabajando, como tú bien dices, con clientes españoles y todas mis formaciones también son en España. He oído que las condiciones en Alemania para emprender son mejores, que hay más facilidades, pero realmente, como te digo, no creo que yo sea la persona indicada para darte esta visión.
-          Hoy día es muy importante que tanto los profesionales autónomos como las empresas posean una página web donde ofertar sus servicios y más aún si te dedicas a sectores profesionales como la fotografía, el diseño o la moda. Asesoras y has gestionado las redes sociales de emprendedores y pequeñas empresas. ¿Cómo deberíamos gestionarlas para que sean profesionales? ¿Deberíamos mostrar en ellas nuestras vidas personales como hacen muchos influencers?
Para nada. Mucha gente confunde visibilidad con tener que contar tu vida o todo lo que haces en tu día a día. Yo eso lo he querido separar siempre, no por nada, sino porque una de las cosas que quiero demostrar es que no hace falta. No enseñar tu vida no está reñido con ser cercano con la audiencia. Yo hablo de muchas cosas y considero que tengo una audiencia muy conectada conmigo y viceversa, pero nunca cuento cosas de mi vida personal porque en Comunicazen se habla de Marketing y eso siempre lo he tenido claro.
En cuanto a la gestión para que sean profesionales, yo diría que se necesita mucha estrategia. Es importantísimo marcarnos los objetivos que queremos conseguir con nuestra presencia en redes. Si no hacemos eso lo primero, si solo estamos por estar, porque “está de moda” o porque ahí está nuestra competencia, se derribará como un castillo de naipes.
Además, yo aconsejaría no tratar de estar en todas partes, sino focalizarnos en 2 o 3 plataformas y hacerlo bien. No se puede estar con la misma frecuencia y calidad en todas partes. Y aunque nos hayan dicho desde siempre que sí, no pasa nada por ser fuerte en una red social y en el resto no.
-          Cuando buscamos historias de emprendedores y/o influencers, lo que solemos encontrar son historias de éxito y de personas que todo lo hacen perfecto. ¿Por qué apenas se habla de fracasos y de los errores que todos cometemos en nuestras trayectorias profesionales? ¿Se aprende más de los éxitos o de los fracasos?
Para nada. Yo creo que se puede aprender tanto del éxito como del fracaso. Y de hecho, la mayoría de personas a las que consideramos “exitosas” hoy en día, han fracasado alguna vez… Aunque no todos lo cuentan.
Creo que tiene que ver con la mentalidad, o que es algo cultural. En Estados Unidos, por ejemplo, emprender y fracasar, es algo bueno, ¡hasta se pone en el currículum! Se considera experiencia y aprendizaje y creo que aquí también se debería tomar así.
-          En tu página web y redes sociales te defines como Social Media Manager. ¿En qué consiste esta nueva profesión digital? ¿Qué la diferencia del community management?
El Social Media Manager se encarga de fijar la estrategia que se va a seguir en redes sociales, los objetivos, los KPIs, el presupuesto publicitario… Todas las tácticas que se van a llevar a cabo, e incluso la línea editorial del contenido. Después, esa estrategia se traspasa al Community Manager, que es el que se encarga de crear los contenidos, publicarlos, interactuar con la audiencia…
En realidad, estos perfiles en el ámbito de las agencias están muy separados, pero hoy en día cualquier Community Manager Freelance, también ejerce el papel de Social Media Manager.
-          Lorena, muchas gracias por tu tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes escribir lo que pienses, opines, etcétera sobre la correspondiente entrada pero siempre con respeto. Se borrarán los comentarios que sean ofensivos, difamatorios o spam y aquellos que quieran aprovechar este blog para publicitarse.